canvas no soportado por el browser.

Podcast

Podcast #160 – Fat Pablo

Cuando se trata de hacer una radiografía histórica del circuito de djs nacionales, el nombre de Fat Pablo brota en cuestión de segundos. ¿La razón? Más de 20 años de fructífera carrera y el reconocimiento unánime a su trabajo, en el que férrea y fervientemente ha defendido los sonidos enérgicos de géneros como jungle, drum & bass o dubstep. Cuando hay bajos contundentes y preponderantes, su participación está asegurada. Su pasión por la música se extiende de forma intensa y transversal, sin prejuicio alguno, por lo que es capaz de adoptar elementos originados en jazz, funk o bossanova, e interpretarlos bajo su propio código de lo que significa la pista de baile. A lo largo de su historia musical ha compartido escenario con figuras de la talla de Massive Attack, Groove Armada, Dj Marky, Roni Size y Mad Professor, y se ha presentado en países como Inglaterra, Brasil y Argentina. En la actualidad, es docente de la escuela Audiomúsica, y está a la cabeza de Caja de Ritmos, un sello digital de música electrónica con una marcada identidad chilena.

 

 

¿Cómo fue el proceso de grabación del mix?

 

Son temas míos, en su mayoría de los últimos dos años aproximadamente, y de amigos del sello que están en el compilado Kultrun, que sacamos hace un par de semanas.

 

¿Hubo algún concepto específico que buscaste plasmar en el mix?

 

Estoy presentando los temas del compilado, y otros inéditos que saldrán pronto por CDR.

 

¿En qué se basa la selección de tracks que incluiste?

 

En eso que te cuento antes.

 

Tu carrera como pinchadiscos acumula ya bastantes años. ¿Cómo describirías su evolución a través de los años? Cuáles dirías que han sido los factores que te han permitido mantener una esencia “100%” Fat Pablo, pero sin estancarte en un sonido o una época?

 

Yo creo que mi esencia siempre fue de búsqueda, no solo a través de la música electrónica, si no también en el jazz, el dub, el funk, el soul, cosas de los años 50 o 60 también. Y por lo tanto nada musical me es ajeno, y también creo que he echo un esfuerzo por no tocar solo lo conocido y lo evidente. He cultivado el perfil de dj de jungle y drum and bass, pero también de dub, dubstep, bass, soul, jazz, funk, bossa, etc., lo cual me hace ser un dj libre y con mucho que explorar aún.

 

Y con tu experiencia, ¿cómo has visto el progreso de los djs a nivel local?

 

Bueno, hay muchos y muy buenos djs y productores.

 

Y mirando hacia atrás en tu historia, ¿cómo llegaste a este género y qué te cautivó de este sonido?

 

Al jungle llegué por Inglaterra, cuando viví en Manchester. En esos años, el estilo estaba surgiendo y era muy de vanguardia; una propuesta radical por la métrica y los bajos sub-sónicos. En los 90s, el techno y el house eran más pegados y no usaban bassline. También la escena del jungle era una multiracial, donde encontrabas gente de todos las clases sociales. En Inglaterra descubrí el trip-hop, y el dub. Después he seguido escuchando música, toda mi vida, de todos los años y estilos.

 

Por años has sido uno de los pilares y más férreos embajadores del movimiento drum & bass en Chile, un estilo hoy esquivo y que ha perdido el protagonismo que tuvo hace algún tiempo. A qué crees que se ha debido esto? ¿Crees que están las condiciones para un resurgimiento?

 

El d&b es un estilo que yo creo que nunca ha perdido protagonismo en el mundo. Mira los festivales como Outlook, Sun & Bass, Notting Hill Carnival, Boiler Room, etc. En Chile fue pajarito nuevo en el 2000, y fue más masivo cuando se volvió más hardcore, o los djs locales empezaron a tocar mas hard. Entonces convocó a muchos jóvenes que querían una fiesta más dura, y se masificó junto a fiestas de hardstyle y cosas así. Yo siempre he tocado en la escena más under, y en Santiago está super vigente en lugares como Club Ámbar, Galeria Lira, Club Amanda, Cine Arte Alameda, etc. Creo que también hay cada vez más estilos del bass, como dubstep, trap, hard, etc., y por eso a lo mejor luce desaparecido, pero está sonando d&b en Santiago. Y por ejemplo, en Valpo es súper masivo. Cuando toco en Terraza Mimi siempre hay más de doscientas personas en la pista, y creo eso es mucho para Chile.

 

Más allá de la estructura rítmica, ¿cuáles dirías que son los ingredientes que tiene el d&b que lo diferencian de, por ejemplo, house y techno? ¿Qué lo hace un género único?

 

El d&b es un estilo muy experimental. Hay muchos tipos de d&b y jungle. A mi no me gusta todo el d&b. Me gustan algunos artistas y muchos temas, pero he seguido este estilo musical con pasión pues lo veo siempre renovándose, y eso me hace feliz. No creo tampoco que sea tan diferente a otros. Yo encuentro elementos que me gustan en muchos estilos, como dub, dubstep, funk, jazz, cumbia, etc., entonces creo que lo que busco es hacer única mi selección, mi visión sobre esta música de bajos pronunciados y que viene de los años 50, del rocksteady y los jamaican soundsystem.

 

Para cerrar: ¿qué sigue en tu carrera?

 

Seguir haciendo, tocando y explorando música. Editar mas temas en mi sello, y con Luv Disaster y Repotrax, que son otros sellos que me editan. Y por sobre todo seguir aprendiendo, que es mi motor principal.

 

 

Fat Pablo será parte de Frecuencias, el primer mercado y encuentro de música electrónica en Chile.

 

Síguenos en:

Comentarios