canvas no soportado por el browser.

Entrevistas

Alan Fitzpatrick

Conversamos con el reconocido músico inglés.

Cuando una conversación comienza a entrar en los terrenos del techno actual, resulta imposible no referirse a Drumcode. Y Alan Fitzpatrick es una pieza fundamental de que el sello sueco, fundado por Adam Beyer, se mantenga estoico entre los más importantes del género. Desde que entrara en sus filas, el dj y productor británico se ha convertido en uno de sus principales estandartes. Pero esta posición no ha sido coincidencia, pues durante su carrera se ha dedicado a diseñar un sonido único, diferenciado de los cánones comunes y en el que todo está permitido. Así, emotividad, euforia, melancolía y potencia se transforman en algunos de los elementos que dan forma a una fórmula atrapante, electrificante e incendiaria. Cada una de sus producciones alcanzan una calidad y originalidad que se desprende de su habilidad y creatividad, con una demanda que lo ha llevado a remezclar además a nombres insignes de la industria, entre ellos Róisín Murphy y Leftfield. Por otro lado, el dinamismo y la intuitiva selección con que construye sus sesiones lo convierten en uno de los pinchadiscos más cotizados del circuito. A la fecha, su historial incluye presentaciones en clubs tan importantes como Berghain y Tresor en Alemania, Fuse, en Bélgica, Fabrik, en España, ​Cocoricò, en Italia o fabric, en Inglaterra, así como festivales tan renombrados como son Awakenings, Melt!, Decibel y Mysteryland.

 

Fitzpatrick es uno de los nombres confirmados para la próxima edición de Ultra Chile, por lo que nos pusimos en contacto con él para conversar un poco antes de su primera visita al país.

 

 

Intenso. Profundo. Atmosférico. Oscuro. Melódico. Son solo algunas de las palabras que se usan comúnmente para describir tu trabajo. ¿Qué te inspira cuando vas al estudio que termina dando a tu sonido una estética definida de esta forma?

 

Creo que mi inspiración son principalmente sentimientos. Y supongo que esa es la respuesta a porqué asocias mi música con palabras tan emotivas. Estos sentimientos pueden venir de cualquier parte. De todo, desde las experiencias más comunes del día a día, así como algunos de mis pensamientos personales más profundos. Incluso películas que he visto o libros que he leído. Para darte un ejemplo de cuán aleatorio puede ser esto, uno de los tracks de mi primer disco (¡No te voy a decir cuál!) fue inspirado por los sonidos que hago cuando arrugo el envoltorio de la comida en mi mano. Loco, ¿no?

 

¿Va este estilo de la mano con tu estilo de mezcla? A lo que me refiero es: cuando estás produciendo un track nuevo, ¿elaboras su sonido de forma que se pueda adaptar a tus sesiones?

 

Supongo que es imposible evitar que algo de mi estilo como dj influencie o afecte mis producciones. Hasta donde sé, las dos disciplinas están muy separadas, pero sin duda hay una simbiosis entre ambas. Yo diría que, al menos de forma sub consciente, esto si tiene un impacto. Eso si, hago un gran esfuerzo por producir tracks que simplemente siento que quiero hacer, sin tener ningún pensamiento que condicione el resultado final, como el sello que lo va a publicar o si lo voy a tocar durante algún dj set. Liberarme de esos pensamientos significa que puedo llegar al máximo de mi creatividad y así mantener mis ideas frescas.

 

 

En una entrevista reciente mencionaste que, para un dj, todo es posible; que solo debe ser ambicioso. Entonces, ¿la perseverancia es la clave? ¿Incluso si logra un éxito que lo lleva a tener más y más fechas? Básicamente, ¿ser perseverante y humilde?

 

Hasta el momento no he conocido a nadie, en cualquier cara de la vida, pero especialmente en la industria musical, que haya alcanzado un éxito contundente de un día para otro. No es la forma natural de las cosas. La gente puede desarrollar ciertas habilidades rápidamente, pero dominar un oficio toma tiempo y, sin duda, involucra cometer errores. Nadie tiene tanto talento innato como para crear algo de calidad sin el ingrediente mágico que es la experiencia. Así que si, es por esto que necesitas ser ambicioso; para poder definir tus metas y perseguir un estándar de calidad alta. Pero es la perseverancia la que te lleva a través de las etapas de aprendizaje, y es la humildad lo que te permite aceptar los errores que cometerás como un factor positivo dentro del proceso que es alcanzar el éxito.

 

Para ti, la tecnología está comprobando que la gente envuelta en el mundo de la música es innovadora y está siempre buscando desarrollar más aún las cosas que tenemos, así como las que no. ¿Crees que los djs y productores están aprovechando estas herramientas para sacarle provecho, o solo las usan porque hacen las cosas más fáciles?

 

No me interesa juzgar a otra gente por lo que hace. Creo que la creatividad es algo muy personal. El proceso en que alguien pasa de estar inspirado por una idea, a efectivamente producir algo, sea música o pintura o escribir, es realmente complicado. Toma diferentes formas, junto a distintas personas, y los factores involucrados cada vez que creas algo son distintos. Incluso si alguien utiliza un poco de tecnología para hacer una tarea particular algo más fácil, esto no significa que el producto final vaya a valer menos la pena. Por ejemplo, ese “atajo” que se pudiese tomar, puede significar que alguien fue capaz de enfocar mejor su energía creativa en otro aspecto del proyecto, y, gracias a esto, se pudo crear algo único. La creatividad es algo muy complejo como para tener una visión en blanco y negro de ella.

 

Estas tecnologías han traído consigo cosas buenas y otras no tanto. Por ejemplo, productores que no podrían haber creado algo de no ser por el fácil acceso a estas herramientas. Pero, por otro lado, el mercado está colapsado con música. A veces de no muy buena calidad, a veces ni siquiera algo nuevo, simplemente una idea copiada. ¿Cómo ves todo esto?

 

He coleccionado música por más de quince años, y la única constante durante todo este tiempo ha sido que, además de toda la música increíble que he descubierto, también he encontrado muchos tracks que no me han gustado. Es una situación que siempre ha existido y que siempre ha sido igual. Aun así, estoy de acuerdo en que últimamente el problema ha empeorado, principalmente porque algunos de los controles naturales de calidad han sido eliminados. Hoy en día cualquiera puede tener un sello, no solo la gente más experimentada y que tiene el dinero y los contactos para hacer que funcione; y esto es algo que debilita el control de calidad de los nuevos lanzamientos.

 

 

Pasando a tu trabajo. Ya han transcurrido algunos años desde tu debut en Drumcode, y desde entonces te has convertido en uno de los principales nombres del sello. ¿Cómo llegaste a la familia DC?

 

De hecho en agosto se cumplieron seis años desde mi debut en Drumcode, así que si, hemos colaborado desde hace algún tiempo. ¿Y cómo llegamos a esto? La verdad es que es una historia bien clásica. En ese tiempo, Adam estaba tocando un remix que yo había hecho y se puso en contacto conmigo para preguntarme si tenía algo más de música que pudiera enviarle. De este primer lote surgió un Ep con Static, Rubix y Bumblebee, pero poco después saldría un segundo, Face Of Rejection. Luego, en seis meses, estaba publicando mi álbum debut en Drumcode. Así que, básicamente, en un año pasé de ser el tipo nuevo a ser la primera persona, aparte de Adam, en publicar un larga duración en el sello. Fue un período muy rápido y emocionante. Le debo mucho a Adam y a Drumcode por la confianza que pusieron en mi durante ese tiempo.

 

¿Qué has aprendido durante los años que has trabajado con un nombre tan importante como es Adam Beyer?

 

¡Mucho! Es imposible no aprender o inspirarse cuando trabajas con alguien como Adam, una persona que ha estado en el tope de su carrera por tanto tiempo. Yo diría que las lecciones más importantes que he aprendido de él es que tienes que mantenerte fiel a tu sonido y apegarte a tu plan, incluso si entras en algo nuevo y eso asuste un poco. A veces bromeamos con que DC debería significar Drumcode y Don’t Compromise (traducción: No te comprometas), porque esa misma es la actitud de Adam. O es algo perfecto o no es nada; no hay nada en término medio. Respeto mucho su forma de pensar. También debo decir que admiro su ética de trabajo. Toca muchas veces en el año y además tiene un show de radio todas las semanas, pero sus dj sets siempre suenan frescos e interesantes. Esto es porque dedica mucho tiempo a encontrar y seleccionar la música que pone, y también tomarse el tiempo de pensar en cada una de sus sesiones, incluso si la que viene es la cuarta del fin de semana. Es increíblemente profesional. Me gusta pensar que algo de esto se ha reflejado en la forma en que enfrento las cosas.

 

La escena techno no solo tiene muchos sellos sólidos y bien establecidos, ya que hay muchos que están recién dando sus primeros pasos. Algunos llaman la atención por lo renovadora que es su visión y la calidad de sus trabajos. ¿Cuáles crees que son los factores que mantienen a Drumcode como uno de los más importantes? ¿Qué lo hace diferente al resto?

 

Creo que el factor más importante que hace a Drumcode un sello tan destacado, es que tiene un sonido muy definido para el tipo de tracks que publica. Sabes exactamente lo que vas a obtener de un track Drumcode, y creo que, gracias a esto, la gente confía en la marca. Por supuesto, esto no es del gusto de todos, pero a eso me refería con la actitud de Adam. No intenta complacer a toda la gente con la música que selecciona para el sello, y por esto nunca se ha vuelto algo difícil o confuso de entender. También pienso que las fiestas que hace Drumcode son una parte importante de este éxito. Han trabajado muy duro para organizar eventos de alta calidad alrededor de todo el mundo, lo que crea un lazo muy fuerte con los fans. Claro, todos disfrutamos los lanzamientos, pero lo importante es escuchar la música en una fiesta y experimentar ese sentimiento de unión con los fans. Esto es lo que convierte a un sello en un concepto en el que la gente cree y del quiere ser parte.

 

 

Durante tu carrera no solo has música original, ya que también has remixado a nombres como Trus’me e incluso Leftfield y Róisín Murphy. ¿Son los remixes un desafío para ti? Quizás más que tu propio trabajo, ya que debes pensar cómo adaptarte e interpretar la visión musical de alguien más…

 

Me gusta mucho hacer remixes, especialmente ahora, que he hecho un esfuerzo para elegir remezclar únicamente tracks que son diferentes a lo que hago en lo personal. Esto me da una oportunidad de experimentar más y, quizás, hacer algo en un estilo diferente, como el de Leftfield, o por ejemplo un track que use una vocal completa, como pasó con el que hice para Róisín Murphy. Estos son los aspectos de la remezcla que me interesan. Para mi no es muy emocionante remezclar otro track de techno. Darle mi estilo a algo que está fuera del mundo techno, o llevar algo desde el techno a una dirección totalmente diferente, es lo que me encanta de los remixes.

 

Hace poco publicaste U Said U, un nuevo Ep. ¿Cómo describirías la evolución que tienes entre cada lanzamiento? ¿Tomas cada material en el que trabajas como un desafío, o depende de la metas que tengas para el?

 

No hago música con una meta específica en mente, aparte de intentar que mi sonido evolucione siempre para así mantenerme fresco. Me gusta despertar la curiosidad en la gente, pero también es muy importante que yo mismo me mantenga motivado e inspirado para así poder hacer música. Así que, al tener mis propias expectativas de siempre hacer que un track sea mejor o diferente al anterior, logro mantener mi creatividad y motivación sólidas.

 

También has publicado música en sellos como Cocoon, Suara, Hotflush y Last Night On Earth. ¿Sientes que trabajar con distintos sellos te permite diversificar tu sonido y llegar a distintos públicos? ¿Lo ves como una forma de probar nuevos estilos o fórmulas en tu sonido?

 

En lo personal tengo un gusto musical muy amplio, y también me gusta escuchar distintos géneros. Además, la forma en que funciona mi creatividad significa que siempre voy a tener ideas variadas y las ganas de querer hacer tracks que suenen distintos. Este siempre ha sido el caso, y de verdad creo que estas variantes han sido una gran parte en el éxito que he tenido como productor. Es algo que me mantiene fresco y comprometido. A veces me las arreglo para hacer algo que, además de ser diferente a mi estilo, siga sonando bien. Y claro, cuando eso pasa, me dan ganas de publicar esos tracks. Los lanzamientos que mencionas son solo algunos de los Eps que he publicado fuera de Drumcode desde 2012, así que, para mi, trabajar con esos otros sellos es una forma de reiniciar un poco mi ciclo. Me incomoda cuando las cosas se vuelven un poco predecibles, así que a veces hago cosas distintas y de esa forma todo vuelve a la normalidad.

 

También tienes un proyecto con Reset Robot, el que no solo es una colaboración de estudio, ya que también formaron un sello llamado Whistleblower. ¿Cuáles son las motivaciones que tuvieron para trabajar en todo esto?

 

Conozco a Dave (Reset Robot) hace muchos, muchos años. Vivimos cerca y somos amigos muy cercanos. Ya habíamos colaborado en el pasado; algunas veces en secreto, otras conocidas por todos, pero Customer, nuestro último proyecto, es un concepto que nació hace unos 18 meses, luego de improvisar un buen rato en el estudio y llegar a un sonido que no era el típico de Alan Fitzpatrick ni de Reset Robot. Tenía sentido ponerlo bajo un nuevo alias. Además, ambos disfrutamos mucho la libertad que nos da un nuevo pseudónimo. No hay expectativas o cosas predeterminadas, lo que es muy refrescante. Y fue por esta misma razón que también fundamos el sello Whistleblower, para tener un lugar para que la música de Customer, así como también lanzamientos de Reset Robot, Rhymos y la mía, tuviera un hogar que nos permitiera experimentar y hacer las cosas tal como queremos.

 

Hace poco revelaste que ya estás planificando lo que será tu nuevo disco. El segundo de tu carrera. ¿Qué te gusta de este formato? ¿Te da una oportunidad de poder expresarte con más libertad y con un enfoque más personal? Salir un poco del contexto de pista…

 

Si, la liberad es sin duda un factor, además de ser capaz de construir algo que tenga un significado más grande que simplemente la suma individual de los tracks. Creo que se puede debatir sobre el fin que tienen los discos en la música dance, porque toda la escena está preparada solo para tracks de pista. Y por lo mismo los lanzamientos de singles y Eps tienen mayor protagonismo. Pero, para mi, un disco es la oportunidad de poder hacer una declaración. Es un momento para poder separar la música que hago de lo que he hecho en el pasado y lo que vendrá en el futuro. Y si, es la ocasión para poder expresar algunas de las ideas que tengo y que no se adaptarían tan fácilmente a mi estilo común. Dicho eso, aún así el disco será muy reconocible como música hecha por Alan Fitzpatrick. No intento impresionar a nadie, pero si espero sorprender a la gente. Eso es lo que me entusiasma de hacer música; poder evolucionar siempre en lo que hago y mantener las cosas frescas.

 

 

A pesar de que estás constantemente de gira, en octubre llegarás por primera vez a Chile para tocar en la edición local del festival Ultra. ¿Qué piensas del festival y qué esperas de esta primera visita?

 

Toqué por primera vez en un festival Ultra en Buenos Aires en febrero pasado y fue una experiencia increíble. Y claro, sé cómo son las fiestas Ultra alrededor de todo el mundo. Es una de las marcas más importantes e influyentes, así que estoy muy entusiasmado de poder experimentar la edición en Santiago con la familia Drumcode. Pero si, esta será mi primera vez en Chile y es algo que también me tiene muy motivado. Por lo general, siempre lo he pasado muy bien en Sudamérica. La gente tiene una energía muy especial; no se parece a nada de lo que he podido experimentar en el mundo, así que tengo toda la esperanza de que en Chile pase lo mismo. Mi único problema es que solo estaré en el país por 24 horas, así que voy decidido a conocer la ciudad y su cultura lo más que pueda. ¡Vamos!

 

Finalmente: ¿qué se viene para Alan Fitzpatrick en los próximos meses?

 

Bueno, en realidad será más de lo mismo. 2015 fue un año muy loco, con muchos lanzamientos, remixes y viajes. Últimamente las cosas para mi no paran, ¡pero no me estoy quejando! Acabo de lanzar un remix por Hotflush y en las próximas semanas habrá más música. Hay un nuevo single llamado Tribe para Whistleblower que viene con remixes de Trus’me y Chip Jacks. Pero antes de eso tendré dos remixes, uno para Argy & Mama en B-Pitch Control, que desde mayo ha funcionado muy bien en mis sets, y otro para un track llamado The Wait que saldrá por Hypercolour.

Síguenos en:

Comentarios