canvas no soportado por el browser.

Entrevistas

The Juan MacLean

Conversamos con el productor neoyorquino a poco de su regreso a Chile.

Techno y house, algo de disco, un poco de electro-clash, una pizca de post-punk y un toque de pop, si así lo desea; solo algunos de los ingredientes que se pueden encontrar en la variada fórmula musical de The Juan MacLean, proyecto iniciado en 2002 y que une al músico norteamericano John MacLean con la cantante Nancy Whang. Desde que comenzara a trabajar bajo ese pseudónimo, el que se originó tras una broma de James Murphy durante una sesión de estudio, MacLean ha dado rienda suelta a un estilo de trabajo que buscar ofrecer un sonido siempre contemporáneo y en el que privilegia firmemente la fidelidad que se encuentra en el uso de instrumentos análogos. Cada pieza compuesta por el artista neoyorquino está pensada para ser un puente de expresión basado en ritmos que evocan épocas clásicas desde su posición en la actualidad, los que completan y realzan su armonía al recibir la melódica voz de Whang. Con un nuevo disco bajo el brazo, publicado como los dos anteriores a través de DFA, sello manejado por Murphy, la dupla vuelve a Chile para tomar el control de la próxima edición de Club Fauna, ocasión perfecta para ponernos en contacto y conversar un poco vía email. Y este es el resultado.

 

 

El año pasado mencionaste en una entrevista que In The Dream era tu idea de cómo hacer un disco de pop futurista, pero al escucharlo se pueden reconocer influencias que van del pop al disco, con house clásico y acid, incluso algo de electro y punk. ¿Te inspiras en estilos antiguos para darles una nueva forma bajo tu propia visión y así llevarlos a la atemporalidad?

 

En términos de creación de música progresiva, es imposible hacer una nueva forma de música en su totalidad sin tener la influencia de lo que ha llegado antes. Lo mejor que puedes hacer es esperar poder ofrecer una especie de variación única de tus influencias, o por lo menos tener una perspectiva interesante. Y yo definitivamente aspiro a una meta alta, que es hacer música que al menos soporte el paso del tiempo por algunos años. Pero cuando trabajo en un disco, intento olvidar todo esto y solo enfocarme en ser creativo en el estudio. El disco termina siendo lo que sea que surge; no hay muchos cálculos involucrados. Es toda una vida de influencias aflorando.

 

Este nuevo disco no es solo la consecuencia de tu mirada musical, ya que esta vez Nancy estuvo mucho más involucrada en los procesos de producción. Entonces, ¿ya los podemos considerar un dúo?

 

Siempre me sorprende cuando la gente me hace esta pregunta, porque Nancy y yo hemos hecho música juntos como The Juan MacLean desde 2002, cuando lancé mi segundo 12″. Creo que la diferencia con este nuevo disco es que las vocales fueron llevadas mucho más adelante, tal como acostumbra hacer Nancy en general. Esta vez ella estuvo involucrada en mayor parte del proceso de creación del disco. En lugar de llamarla en el último minuto para que pusiera su voz en un track casi listo, trabajamos juntos para darle forma a las canciones desde un comienzo.

 

 

Un disco dance ya no es tan común en la escena actual, pero desde que comenzaras este proyecto ya has publicado tres. ¿Prefieres trabajar en álbums más que simplemente singles o Eps?

 

No hay duda que un Lp toma más tiempo de trabajo. Requieren involucrarse en mayor profundidad, tanto en términos de tiempo como en indagar mucho más en tu cabeza, y luchar con ese proceso completo. Es fácil hacer singles, incluso Eps; esos formatos no necesitan unificarse de ninguna manera ni tener una declaración en particular. En cambio, un disco debe tener una temática de algún tipo, sea este un concepto abierto o un sentimiento, pero de cualquier forma debería ser una especie de universo creado por el artista y donde se invita a entrar a quien lo escuche.

 

Hace algún tiempo afirmaste que la gente ya no profundiza en el trabajo que requiere hacer un disco y que la tendencia es hacer uno o dos tracks que destaquen, mientras que el resto es un simple relleno. ¿Sigues pensando de esa forma?

 

Creo que parte de eso es consecuencia de la tecnología. Cuando el vinilo era la única opción, los discos duraban cerca de 35 minutos. Había mucha auto-edición y filtrado involucrado, esto en términos de elegir qué canciones llegarían al álbum. Luego llegaron los cds y la gente comenzó a cruzar la marca de los 60 minutos, metiendo en el disco cada canción que tuvieran. Es muy raro para un artista tener 60 o 70 minutos de material que sea interesante. Además, con el proceso en que los singles dominan formatos de internet como YouTube o servicios de streaming basados en listas de reproducción, ha perdido importancia tener un disco completo solo con material de alta calidad.

 

Los tres discos que has publicado han sido editados por DFA, sello encabezado por James Murphy y el mismo que hace algún tiempo contaste que, si dejaras, haría que tu interés por seguir haciendo música disminuyera. ¿Aún lo crees así?

 

No lo sé. Es como preguntarle a alguien si estará casado con su esposa para siempre. Espero que si, pero hablando realísticamente, hay una probabilidad de que deje DFA por una opción más joven e interesante.

 

 

Hablando de James: en el último tiempo fue parte de dos proyectos experimentales, uno con un torneo de tenis y otro con una marca de cerveza. ¿Te gustaría ser parte de este tipo de iniciativas?

 

La verdad es que no puedo responder esta pregunta, porque nunca he estado en la posición de que me hayan propuesto promocionar cosas así a cambio de una gran suma de dinero proveniente de una empresa. Es fácil decir que lo rechazaría si no fuera una opción, pero quien sabe, si una compañía me ofrece mucho dinero para, por ejemplo, hacer música para el after de un aburrido torneo de golf, probablemente lo haría.

 

Durante tu carrera también has publicado música como Peach Melba, un pseudónimo que usas para trabajos más enfocados en el house. ¿Tienes planeado retomar este alias?

 

Está en una larga pausa, pero lo próximo ya está en desarrollo y debería ser lanzado a fin de año.

 

En cuanto a la composición de música, para ti usar instrumentos reales es esencial. Necesitas tocarlos, sentirlos y poder presionar y manipular sus botones. ¿Cuál es tu postura en cuanto a las tecnologías actuales? ¿Te consideras un purista análogo?

 

No soy un purista de lo análogo, para nada, solo encuentro que es más fácil hacer algo interesante usando sintetizadores análogos y drum machines. También me gusta el sonido más duro que tienen, opuesto al sonido más ligero que tienen los sintetizadores por software, que si los uso, solo que no mucho.

 

¿Qué piensas de todos los jóvenes que hoy pueden hacer música en su casa, usando solo un computador? ¿Crees que la calidad de la música está comprometida?

 

Hay gente haciendo esto que sin duda está creando música muy interesante. Tengo amigos que lo hacen y a veces me sorprende que hayan hecho un track usando solo audífonos y un laptop. Aun así, muchas veces noto que la calidad del sonido no es tan buena, pero, honestamente, prefiero un track con ideas interesantes y que esté bien compuesto, a uno que, aunque esté bien grabado y producido, sea algo algo genérico.

 

Los avances tecnológicos no solo han afectado la forma en que la música es creada, si no también cómo se distribuye. ¿Qué opinas sobre el rol que han logrado las tiendas digitales y las redes sociales?

 

Están destruyendo la industria de la música en formas que no son aún notorias para el público general. En algún momento cercano, la única gente que será capaz de hacer música en estudios, con algún tiempo de profesionalismo o calidad sonora, serán solo los artistas más populares como Taylor Swift. Es la gente que está entremedio, como yo, la que perderá mucho más. Nuestros sellos de nivel intermedio no van a sobrevivir; no tendrán ninguna forma de generar algún tipo de ingresos.

 

El viernes 07 de agosto de vuelta en Chile. Ya nos has visitado anteriormente para tocar tanto en formato club como festival, por lo que tienes una idea clara de cómo funciona el público local. ¿Qué opinión tienes del país?

 

Tengo muy buenos amigos allá y siempre disfruto ir a tocar. La gente es muy amistosa y cálida.

 

 

Además estarán tocando toda la noche, primero juntos, como Juan MacLean, y luego con sus respectivos dj sets. ¿Qué esperas de esta nueva visita?

 

Lo típico: sexo, drogas y rock and roll.

Síguenos en:

Comentarios