canvas no soportado por el browser.

Entrevistas

Coyu

Una nueva conversación con el reconocido artista español.

Ya han pasado más de tres años desde nuestra primera entrevista con Coyu, época en que ya lo anunciábamos como un artista al que no había que perderle el rastro. Y el tiempo hizo lo suyo, siguió avanzando y de la misma forma nos dio la razón; hoy, Iván Ramos es uno de los nombres más importantes que ha salido de la escena techno/house española, tanto por su trabajo como dj y productor, como por estar a la cabeza de Suara, un sello que crece a pasos agigantados y cuya huella ya está impresa en el inconsciente colectivo de los cientos y miles seguidores del género alrededor del globo. En este período, el músico catalán ha pulido y potenciado tanto su técnica en el estudio como su habilidad tras las mezclas, logrando llegar a sellos como Cocoon, Noir y Get Physical, también tomar la misión de remezclar -con éxito- clásicos como Right Here Right Now, de Fatboy Slim, o Muzik Xpress, de X-Press 2, y además presentarse a sala llena en clubs como Space, Sankeys y Watergate. Pero, ¿en qué está Coyu? ¿Hacia dónde va? ¿Cómo llegó Suara a ser lo que es hoy? ¿Porqué eligió a Sankeys como punto de residencia de su fiesta en Ibiza? Todo esto y más en una conversación que tuvimos con él durante nuestro reciente paso por Barcelona.

 

 

Algo que llama fuertemente la atención de Suara, tu sello, es el alto volumen lanzamientos que tiene, alcanzando una frecuencia casi semanal. Pero, contrario a lo que se podría pensar, esto no significa que disminuyan ni la calidad, ni la variedad en su sonido o los géneros que abarca. ¿Cómo son los procesos de selección de la música y artistas que firman? ¿Cómo nivelan su propuesta?

 

No, no casi, es semanal. Ha sido así durante los últimos dos años y medio o algo así. Me gustan muchos estilos diferentes de música; me gusta el house y también el techno, y dentro de esos dos hay una variedad muy amplia. Y me gustan muchos otros más, pero en Suara, aunque seamos muy eclécticos y abiertos, no sacamos ni drum & bass o música experimental, porque ya hay sellos para eso. Pero si creo que tenemos cosas nuevas, al menos las que funcionan, que venden y que tienen fuerza en la escena. Pienso que somos el único sello que tiene un abanico tan grande en cuanto a sonido.

 

Sobre lo que me decías, que sacamos mucha música. Si Suara fuese un sello que solo sacara un tipo determinado de techno o de house, sería imposible lanzar una referencia a la semana, porque no sería posible conseguir material de calidad con esa frecuencia. En cambio, sacando deep house, tech-house, techno a veces melódico o a veces más groovy, hace que tengamos una variedad mucho mayor a la que tienen otros sellos. Y yo creo que, en parte, esa ha sido la clave del éxito. En un comienzo fue complicado que la gente nos tuviera en cuenta, porque a la escena le gusta etiquetar, esto tanto a periodistas como a las personas en general. No pueden decir que eres solo techno, sino que eres minimalista o profundo, etc. Y es algo que realmente es así, porque los sellos que les va bien tienen un sonido súper propio. Piensa en los cinco o diez sellos que más funcionan en este momento, como por ejemplo Drumcode, de Adam Beyer, que tiene un techno muy específico. O Hot Creations, el sello de Jamie Jones, también es un house muy puntual. Lo mismo con Crosstown Rebels o Defected; los sellos de mayor peso en la escena tienen un sonido muy claro. Y Suara es justo lo contrario. Yo siempre digo que lo nuestro es el no-sonido, porque sacamos prácticamente de todo, a veces más underground, otras un poco más mainstream, big room o más abierto. Entonces, creo que la clave del éxito es ese eclecticismo.

 

Pero finalmente ese eclecticismo termina siendo consecuencia de la honestidad del sello, que es también tu sinceridad hacia la música.

 

Yo saco música que considero que, por un lado, es de calidad, y por el otro, que pueda tener un cierto recorrido, no solo en término de ventas, sino mediático. Hoy en día, sacas un tema y a la semana siguiente ya todos lo han olvidado, porque hay demasiada gente haciendo música en cualquier parte del mundo. Antes, hace quince años había veinte personas haciendo tracks, o a lo mejor doscientos, pero no doscientos mil. Entonces, yo creo que hoy es más fácil llegar, pero más difícil quedarse. Al haber tanta gente, la competencia es brutal, tanto a nivel de artista, como de sello o de marca.

 

Volviendo a los estilos, y de que nosotros no vayamos a la moda porque volviese el minimal o el electroclash, claro, podríamos seguir esa línea, pero aún así sacando deep house o tech house o techno. A nivel de ventas nos podría haber interesado sacar solo deep house, que es lo que más ha funcionado los últimos años, pero no, porque no soy un artista que solo pinche ese estilo, también pincho otros dependiendo de la noche, del club, de la fiesta. Intento que Suara sea un reflejo de mi, como persona y como artista.

 

Osea que más que un criterio específico, es tu instinto artístico el que guía la agenda y el catálogo

 

Es mi instinto, tu lo has dicho. Porque como te digo, yo tengo que ver si considero que algo no va a funcionar, y no solo a nivel ventas, si no a tener repercusión o que sea un tipo de sonido que no tiene un peso específico dentro de la escena. El espectro sonoro de Suara es amplio, pero no infinito. Claro, podríamos sacar más estilos, pero estaríamos confundiendo a la gente.

 

 

Otra característica muy llamativa que tiene el sello son los gatos. Mucha gente ha llegado a él por su gusto por ellos; no conocían la música, pero fueron atraídos por su gráfica y una cosa llevó a la otra. ¿De qué forma han afectado los felinos a la identidad de Suara?

 

Eso nos ha pasado con mucha gente: se interesa en nosotros no por la música, sino por los gatos. Y este tema pasó de una forma muy natural. Mi novia es veterinaria felina, se dedica a trabajar con ellos. Yo nunca había tenido relación con los gatos hasta conocerla. Y a mi siempre me han gustado mucho los perros, de hecho tengo un beagle; nunca había tenido ni siquiera un mínimo trato con gatos. No sabía cómo eran ni cómo tratarlos. En el momento en que empecé a descubrirlos y conocerlos, me di cuenta que es un animal con el que me identifico muchísimo. Son totalmente como las personas, no hay dos iguales. En cambio los perros, que a mi me gustan mucho, tienen estereotipos y son parecidos; algunos más simpáticos u otros más agresivos, pero son casi todos iguales. Los gatos tienen una personalidad múltiple.

 

¿Y esta diferencia (que no existan dos iguales) se relaciona con la variedad misma del sello?

 

Bueno claro, se puede dar, pero eso ya es ir demasiado profundo (risas). Todo salió muy natural. Las primeras diez referencias de Suara no tenían gatos. Cambiamos el diseñador, entró a trabajar GaAs con el que ya llevamos cinco o seis años, y le dije que para su primer artwork pintara un gato. Pintara, porque todo es hecho a mano, aunque mucha gente aún crea que son fotos. Incluso hay gente que me pasa fotos de sus gatos para que las usemos. Pero es todo hecho con una tablet; artesanal.

 

Yo considero que sacamos una pequeña obra de arte cada semana; creo que somos uno de los pocos sellos que trabaja tanto su imagen. Además a mi me gusta por la identificación, que se acuerden de Suara o de mi. Pero todo fue natural, no como parte de una estrategia de marketing o algo así. Obviamente que luego se puede potenciar, con la marca de ropa o cosas así, y sacarle provecho en el buen sentido de la palabra.

 

Si bien no es una estrategia de marketing directa, los gatos si rodean el sello. Las fiestas Kitties Wanna Dance, tú eres conocido como el Big Cat, o los PodCats…

 

El gato es nuestra máxima identificación, pero es algo más que una imagen. A nosotros nos gustan los gatos, los amamos y los admiramos. Creo que hoy en día las grandes marcas utilizan mucho lo que funciona, la nueva tendencia. Ahora hay muchas, como por ejemplo H&M o Zara, que usan prints de gatos. Nosotros no lo hacemos para ganar más dinero. De hecho con la fundación perdemos dinero, que sale de mi bolsillo y del de Suara. Ponemos una buena cantidad para ayudarles, pero porque considero que es nuestro deber. Los gastos nos han dado mucho y tenemos que devolverles. Por eso intentamos hacer pedagogía positiva de los gatos, porque, tal como yo hace diez años, mucha gente es ignorante, por desconocimiento y falta de información. Obviamente hay gatos más asustadizos y otros más abiertos, pero tal como las personas; hay algunos que a los cinco minutos ya les estás dando un abrazo, otros necesitas meses o años para conocerlos. Por ejemplo, yo tengo una gata que me adora con una pasión totalmente desmedida, llora cuando no estoy y, cuando recién la adoptamos, se tiró seis meses bajo una mesa y no salía. Ahora, como te decía, llora cuando no estoy, y duerme conmigo, en mi lado de la cama. Realmente puede haber una conexión muy grande entre una persona y un gato. Yo mismo lo desconocía. Ahora estoy muy contento de poder saber un poquito más. Y claro, me ayuda mi novia y me da consejos e información. Creo que he tenido suerte en la vida. A mi me ha tocado ser gato en vez de lagartija o cucaracha.

 

 

Hace un momento tocaste un punto interesante, cuando hablaste de cómo marcas como H&M o Zara toman a los gatos y los usan en su ropa. Pero esto no es casualidad, ya que en internet son un éxito absoluto.

 

Hace un par de años, cuando ni siquiera estaba el boom, decían que el 30% de los videos de YouTube eran de gatos. Es una locura.

 

Entonces esto sin duda ha sido clave en la exposición del sello.

 

Sin duda. Cuando empezamos con esto hace seis años no había esta locura. Pero también creo que nosotros lo hemos hecho bien. Porque, como te decía, las grandes marcas como H&M o Zara, u otro tipo de sector, utilizan no solo a los gatos, sino la que sea la tendencia del momento. Y si son los gatos, los van a explotar con camisetas, leggings y un montón de productos. Cuando se termine la locura, H&M se pondrá a usar un payaso o una pizza o una coca cola; les da igual. Nosotros seguiremos con los gatos porque es lo que nos gusta.

 

Cambiando de tema radicalmente: este año vuelves a Ibiza con una fiesta Suara. ¿Qué tiene la isla que la posiciona como un punto donde hay que estar? ¿Es una vitrina donde hay que mostrarse?

 

Claro. En realidad es por eso. Ibiza es exposición pura y dura. Lo que ocurre allí, luego pasa a lo largo del año en distintas partes del mundo. Las principales marcas a nivel electrónico mundial están en la isla por cuatro meses, de junio a septiembre; incluso hay fiestas celebrándose en mayo. Ibiza es un escaparate increíble. El año pasado participamos por primera vez como una fiesta semanal y creo que el éxito de Suara, y su exposición a nivel mundial, se multiplicó gracias al trabajo que realizamos. Igualmente nosotros siempre intentamos trabajar a nivel imagen, y por eso es que siempre habían fotógrafos, cada sesión tuvo su video resumen y algunas las transmitimos en directo por streaming y radio, esto para que cualquier persona que no estuviese en Ibiza nos pudiera seguir y vivir lo que estábamos haciendo. Eso nos ayudó mucho. Suara creció mucho desde el verano pasado, y es por eso que creímos que era necesario repetirlo este año. Tenemos la suerte de haber podido dar un paso adelante y estar en un club de mayores dimensiones a distintos niveles. Sankeys el año pasado fue uno de los clubs que más creció. De hecho para mi es uno de los únicos -o pocos- clubs que hay en Ibiza, por que allá son todas discotecas para 5 mil u 8 mil personas. Y Sanekys, aunque en cualquier parte del mundo sería considerado grande, sigue siendo un club íntimo para Ibiza y aún se puede crear un ambiente de ese tipo, cosa difícil de encontrar allá. La gente que va a la isla normalmente quiere estar junto a cuatro mil o cinco mil personas alrededor, pero también hay un tipo de público que prefiere estar con menos y tener esa sensación de club. El sistema de sonido de Sankeys es increíble y mejoró respecto al año pasado. Esa sensación quizás no la puedes tener en otro lugar. Estamos muy felices de ser participes allí. Estaremos en total 14 semanas, así que intentamos armar un line-up competitivo, sabiendo que Ibiza es realmente muy complicado y que Suara sigue siendo una marca pequeña; un sello nuevo, pero que tiene muchas ganas de crecer. Sanekys puede ser el sitio ideal para que Suara crezca tanto en Ibiza como a nivel global. Y respondiendo a tu pregunta, claro, es completamente necesario estar allí para una marca que quiere crecer, por la exposición que te da. Va muchísima gente, y no solo eso, si no además toda la que está a través de streamings o radio. Consideramos que es primordial estar en Ibiza.

 

El año pasado estuvieron en Boom, pero, como cuentas, este año llegaron a Sankeys ¿A qué se debió el cambio?

 

Bueno, nos llegaron diferentes ofertas y consideramos que Sankeys era el lugar ideal para que Suara crezca como marca, por su tamaño, por el tipo de club y público. Creemos que es el sitio perfecto. Más que nada porque Suara es una marca que va paso a paso. Aunque la gente crea que el crecimiento ha sido rápido, yo, que estoy dentro, eso no lo he visto. Si que los últimos dos años ha sido mayor y más rápido, pero ha sido muy natural. Empezamos en 2008 y ha sido algo paso a paso. Quizás podríamos ir a una sala más grande, pero tal vez no es nuestro momento y es mejor que este año nos vaya bien en Sankeys y poder afianzar allí nuestra marca. Tenemos un contrato año a año así que no puedo decirte cuánto estaremos. Nuestra intención es afianzarnos en Ibiza y por eso creemos que Sankeys es el lugar perfecto para el tipo de marca que es Suara actualmente. En un futuro, si seguimos creciendo, bueno, ahí tendremos que ver qué es lo mejor para todos.

 

Mencionabas hace poco que las cosas que hacen para ampliar la experiencia y que la gente que no está en la isla pueda vivir lo que es Suara, es grabar video, las sesiones o transmitir en vivo. Con la competencia que hay, con distintas alternativas cada día, ¿qué crees que los diferencia de las otras fiestas?

 

La competencia es brutal, por lo que es difícil competir con otras marcas con los pocos medios que tenemos. Nosotros estamos los viernes, que es día de Music On, la fiesta de Marco Carola en Amnesia. El line-up de ellos es muy potente, con Joseph Capriati o Paco Osuna. Es complicado y lo sabemos. El año pasado pensábamos que el miércoles podía ser, entre comillas, el día más acequible, y eso significaba tener a Jamie Jones en DC-10 o a Tribal Sessions en Sankeys, que fue una de las fiestas de la temporada. Como te digo, la competencia es difícil y con los medios que tenemos no es fácil destacar, pero lo bueno que tiene Suara es que, aunque tengamos pocos medios y no llevemos grandes nombres, si apostamos siempre por música de calidad. Cuando hago fiestas, intento que los artistas que vengan sean dj que puedan ofrecer al público algo interesante. Por eso en los line-ups de Ibiza, aunque no hayan artistas gigantes, si tenemos nombres que están funcionando muy bien tanto como djs y como productores. Yo creo que es ese el aval que tenemos; música de calidad y tener buen ambiente en la sala. Queremos darle al público no solo música, sino una experiencia. Por eso en las fiestas en la isla hay chicas bailando como gatas, y no solo en el club, si no en la playa haciendo promoción. El año pasado quedamos contentísimos porque mucha gente nos mandaba fotos con ellas y nos decía que era la mejor promoción de Ibiza. Y bueno, es eso, intentar ofrecer, dentro de las limitaciones económicas que tenemos, un producto de calidad. Sankeys tiene un muy buen equipo de sonido, así que eso puede ayudar a que la gente quede satisfecha con nuestro producto.

 

 

Cambiándote de zona geográfica: hace poco estuviste de gira por Estados Unidos, un país donde el género -o movimiento- que reina es el EDM. ¿Cómo sentiste la recepción a tu trabajo? ¿Qué diferencias notas entre esa escena y la europea o sudamericana?

 

Creo que Norteamérica tiene un potencial brutal, más que nada por la cantidad de gente que hay y los recursos económicos que tienen a nivel social y cultural. Hay un potencial muy grande y con el EDM se están abriendo puertas. Hay gente que, actualmente, es lo que escucha, pero que con el tiempo va a ir cambiando de gustos y se va a convertir al underground. Es algo que ya está pasando. Yo ya llevo años yendo, pero en los últimos doce meses he ido ya ocho veces. He tocado en clubs y festivales, y en casi toda su geografía, desde ciudades grandes como Nueva York o San Francisco o Tampa, a otras que no tienen una escena tan fuerte, como Minnesota y Milwaukee. Creo que el underground está en crecimiento y aceptan cada vez más el sonido. Cuando yo voy me lo paso increíblemente bien. Veo que la escena crece y crece, con muchas ganas de seguir haciendo cosas. En octubre estaré de vuelta, así que estoy muy contento de trabajar allá.

 

¿Qué otros planes tienes para lo que queda de año?

 

Tengo muchos festivales para el verano. La idea es seguir trabajando y creciendo como artista, a nivel marca con el sello y con la tienda de ropa. Nuestra intención es abrir una tienda física en Barcelona el próximo año. Y además continuar haciendo las cosas lo mejor que sabemos y podemos. Ofrecer un producto de calidad y trabajar mucho. Actualmente Suara está en expansión y tenemos cada vez más gente trabajando con nosotros.

Síguenos en:

Comentarios