canvas no soportado por el browser.

Entrevistas

Dubfire

Conversamos con el productor iraní a poco de llevar su nuevo show a Sónar Barcelona.

Que Dubfire sea una de las figuras más importantes de la escena techno mundial no es casualidad. Ali Shirazinia es uno de los músicos más apasionados que integra el circuito, compromiso gracias al que durante sus años de actividad ha forjado una carrera que, guiada por un instinto único y un talento innato, le ha permitido desenvolverse con éxito tanto en los espacios más populares de la industria, como aquellos orientados a un público con gustos más clásicos o puristas. Con la innovación siempre presente como bandera, se ha dedicado a explorar en extenso las posibilidades que ofrecen los avances tecnológicos disponibles para djs y productores, los que utiliza para crear sus propias obras, para sus presentaciones y para los trabajos que se desprenden de SCI+TEC, el sello que maneja desde 2007 y a través del que ha publicado a nombres como The Junkies, Carlo Lio, Butch, Paul Ritch y Shaded, por solo nombrar algunos. Tracks como Ribcage y Roadkill, sus colaboraciones con Oliver Huntemann y el remix a Spastik, original de Plastikman, lo han catapultado, con justa razón, hasta lo más alto del panorama, esto como resultado de un estilo atractivo y en el que combina bajo una estética oscura e íntima la frialdad del minimalismo con la potencia e intensidad del techno. Pero su carrera no se limita al trabajo individual, ya que junto a Sharam Tayebi forma Deep Dish, dúo clave en el desarrollo del panorama house durante la década pasada y que, tras una pausa en la que cada uno recorrió caminos personales, volvió para cumplir nuevos objetivos. Ambicioso y siempre con la mirada puesta en el futuro, hace dos años comenzó a preparar el que sería su próximo desafío: HYBRID, un show donde por primera vez tocaría su música en vivo y un proyecto en el que investiga la convergencia entre hombre y máquina a través de la conexión entre música, ciencia y tecnología. Con dos décadas de experiencia acumuladas, Dubfire es un artista que aún tiene mucho más que decir en un panorama cada vez más poblado y con mayor necesidad de refresco a través de la innovación.

 

Con una agenda ya copada para el resto del año, uno de los puntos altos será la presentación de HYBRID en Sónar, el festival que se desarrolla cada año en Barcelona y que se prepara para celebrar su edición número 22. A pocas semanas de que llegue el día, nos pusimos en contacto con Ali para conversar sobre este nuevo proyecto.

 

¡Hola, Ali! Se te ve ocupado, como siempre. Uno de los hitos del año pasado fue el debut de HYBRID, tu nuevo show en vivo. ¿De dónde sacaste las ideas para los conceptos que finalmente dieron vida al show? ¿Qué te inspiró?

 

Así es, ¡muy ocupado!. Bueno, siempre estuve en bandas cuando era adolescente, con las que por lo general teníamos shows con público o en distintos concursos de talento; cualquier lugar donde consiguiéramos tocar. Más adelante, el djing me hizo evolucionar desde esa escena de bandas en la que estaba, lo mismo que mi búsqueda permanente por nueva música, artistas y grupos de gente. Así que el lado artístico de mi personalidad siempre ha estado. Pero luego de varias décadas en la industria musical ansiaba volver a esas raíces, también porque he acumulado una gran cantidad de producciones originales, colaboraciones y remixes. Además, la idea de re-interpretar mi trabajo de una nueva forma, usando los avances actuales en software, equipos, iluminación, audio y tecnologías visuales era demasiado tentadora.

 

Tomó algo de tiempo desarrollar el show por completo, ya que tenía que encontrar el equipo que me ayudara a lograrlo. Comencé con la música, por supuesto. Invité a mi amigo Cristiano Nicolini a que me ayudara con eso porque involucraba trabajar y conocer Ableton en profundidad, y como él es un instructor de la marca, la decisión fue muy fácil de tomar. Luego conocí al equipo de diseño visual en los laboratorios VOLVOX en Nueva York. A ellos llegué a través de Jarrett Smith de Derivative, a quien había buscado originalmente para encargarse de las visuales. Jarrett hizo los shows de Plastikman para Richie Hawtin y desarrolló la tecnología Touch Designer, que se volvió un standard en la industria, pero estaba muy ocupado como para tomar el show. Finalmente, el equipo de Kamil Nawratil y Javier Cruz en VVOX hizo un trabajo increíble. Rondamos algunas ideas una y otra vez luego de que les entregara la dirección inicial, esto antes de definir el concepto hombre-máquina de HYBRID y la narrativa que finalmente sentimos que representaba mejor la música.

 

Luego trabajé con VVOX, además de Vartan Tchekmedyian y Hayk Khanjian de VT Pro Design en Los Ángeles, para diseñar y construir las piezas del escenario y los conceptos que eventualmente escogimos. Una vez que eso estaba listo, sumé a BeMo y Andy Kayll, encargados de luces y sonido con quienes ya había trabajado algo en mis shows como dj. Luego cerré el equipo con Rosalya Ly, una vieja amiga que había dejado su trabajo hace poco y que estaba en busca de una nueva aventura. Ella fue, y ha sido, el pegamento que mantiene unido cada elemento del show. Sin ella no podría haber lanzado.

 

 

HYBRID mezcla animación 2D y 3D con música en vivo y luces, todo con el objetivo de explorar la intersección entre ciencia y tecnología, y la relación hombre-máquina. Eres conocido como un artista que saca amplio partido de la tecnología. ¿Cómo ves esta relación entre música y avances?

 

La coincidencia de tu pregunta es irónica, ya que recién la semana pasada participé en la gira CNTRL de Richie Hawtin en Seattle, donde di una clase sobre mis equipos y procesos como dj, además de participar un panel de discusión con Rich y Chris Liebing sobre la importancia de la individualidad en la tecnología. Porque te puedes perder a ti mismo, tu objetivo e incluso tu creatividad en las increíbles herramientas tecnológicas que tenemos a nuestra disposición hoy en día. Es importante entender que somos nosotros los que tenemos que ser la fuente de esa creatividad, usando la tecnología como un medio para llevarla a cabo y hacerlo de una forma que sea única para nosotros y de la manera en que queremos que sea percibida. Fue una exploración fascinante y honesta sobre nuestro rol en la tecnología y lo que hacemos de forma individual para crear nuestro propio sonido.

 

El show es descrito como tu trabajo más ambicioso a la fecha. ¿En qué se diferencia con otros proyectos que has realizado en el pasado?

 

Solo el tamaño y costo de todo esto supera cualquier cosa que haya hecho en el pasado. También estoy mostrándome como un artista que toca en vivo, algo muy distinto al rol como dj que ha jugado un papel central en mi carrera desde el comienzo. Es una gran sensación que finalmente pueda tocar mi propio material, de una nueva forma y respaldado por esta tecnología increíble. ¡Y para todos los fans!

 

¿Crees que es importante para un dj o productor llegar a tocar en vivo?

 

Cada uno tiene sus propias razones para tomar ese tipo de decisión. Algunos productores que no son djs, ni nunca lo han sido, deben tocar en vivo para ganar exposición y poder vivir de lo que los apasiona. Algunos lo hacen por vanidad. Y luego están los que, como yo, están motivados únicamente por un impulso creativo y por desafíos auto-impuestos.

 

 

Por supuesto, otro de los hechos importantes de 2014 fue la esperada reunión de Deep Dish. ¿Qué los motivó a reunirse?

 

En un comienzo con Sharam no teníamos intenciones de trabajar en nueva música; solo queríamos salir y tocar frente a distintos públicos, especialmente esos fans que habían pedido una reunión durante años. Pero nuestra curiosidad se disparó, así que decidimos pasar algunos días en el estudio a comienzos de 2014, y de ahí salió el single Quincy. Sentimos que nuestra estética musical – única y ampliamente distinta- fue reflejada de una nueva forma en este single; se convirtió en la chispa que estábamos buscando para indagar en nuevas exploraciones de estudio, lo que nos llevaron a trabajar juntos por todo el mes de febrero este año.

 

El retorno no fue solo para viajar y tocar, ya que también han pasado algún tiempo en el estudio. Y ya tenemos un primer single. ¿Podemos esperar más música?

 

Tenemos bastantes demos terminados y otros que no, pero que estamos puliendo, por lo que falta de música no hay, ¡solo de tiempo! Sobre cómo van a ser publicados, no lo sabemos aún, ya que el formato álbum dejó de ser viable en un mercado dominado por los singles.

 

2014 fue un año interesante para la música electrónica en general, no solo el techno. Esto ha sido el resultado de una potente exposición durante el último tiempo, con grandes festivales alrededor del mundo y cada vez más djs. ¿Cómo ves la actual escena? ¿Qué piensas de lo que ha generado el movimiento EDM?

 

El EDM ha llegado para representar algo que no refleja la música en la que creo o la que escucho. Es algo que obviamente está conectando con la gente, especialmente la gente más joven, porque es algo fuerte, esquizofrénico y desechable. De alguna forma podrías decir que es el punk rock de hoy; atractivo para los chicos y haciendo que los adultos se tapen los oídos de espanto. En ese sentido si es una revolución musical viable y a la que debemos darle crédito. ¡Y hay gente que realmente disfruta la música! Creo que de hecho puedes encontrar el arte que hay en algunas, pero no me representa ni a mi, ni a mi escena. Aunque si pienso que es un portal útil para que los más novatos, eventualmente, busquen música con mayor profundidad, más artística e interesante. En ese sentido ha sido muy beneficioso.

 

 

En junio presentarás HYBRID en Sónar, uno de los festivales más importantes del mundo, el que además es conocido por un acercamiento único hacia el arte, la tecnología y la creatividad. Los actos más innovadores del momento son parte de su cartel cada año. ¿Qué opinión tienes del festival?

 

Ha sido un sueño estar en solitario en Sónar desde que tocamos como Deep Dish en los 90. No tengo que recordarte que lo que han hecho para conservar la creatividad en la música, el diseño y la tecnología, ha logrado un impacto imborrable, tanto que han dado lugar a otros festivales similares alrededor del mundo como MUTEK en Canadá o Unsound en Polonia. Su aporte ya es legendario y estoy increíblemente entusiasmado de llevar mi show HYBRID a Sónar este año.

 

Para cerrar: ¿qué planes tienes para el resto del año?

 

Además de la gira con el show en vivo, seguiré tocando bastante como dj. También está el proyecto Deep Dish, con el que viajaremos más y que viene con la música en la que estamos trabajando actualmente. Además tengo un montón de remixes hechos para Barem (que acaba de ser publicado), Hot Since 82, Joseph Capriati e Interpol, los que van a ser lanzados en algún punto del verano. Hay un mix compilatorio para ENTER., y un pack retrospectivo de mis colaboraciones con Oliver Huntemann que va a incluir un último track. ¡Y eso es solo para comenzar! Pero principalmente estaré enfocado en la gira del show en vivo.

Síguenos en:

Comentarios