canvas no soportado por el browser.

Entrevistas

George FitzGerald

Conversamos con el productor inglés sobre debut en el formato larga duración.

A pesar de estar a poco de marcar su primera década de actividad, la carrera de George FitzGerald ha sido todo menos un tranquilo viaje musical. El joven productor británico tuvo el inicio de su crianza sonora en un período de intensa experimentación en la escena local, cuando el dubstep era un estilo en su primera etapa de desarrollo y cuyo alcance ya impactaba en géneros clásicos para rejuvenecerlos y adaptarlos a un contexto contemporáneo. La exposición que tuvo a este panorama, también presenciado por compañeros de generación como Ben UFO, Joy Orbison, James Blake y Pearson Sound, se sumó a la influencia del techno frío y visceral que absorbió del club Berghain tras mudarse a Berlin, resultando en una apertura con la que dio un nuevo giro a su estilo y gracias a lo que comenzó a consagrarse como uno de los nombres referentes del circuito actual. En su trabajo, que balancea tonos cálidos y crudos a la perfección y con completa armonía, se encuentran no solo techno y house en formato moderno y apegado a las raíces, ya que r&b y garage son algunos de los elementos que completan una fórmula que no teme en moldear una melodía correcta y efectiva como puente de contagio. Lo atractivo de su propuesta le ha valido publicar en sellos esenciales en la transformación de la música electrónica, entre ellos Hotflush, Hypercolour y Aus Music, además de participar en clubs como Studio80, fabric, Nitsa, Verboten, AmnesiaSpace y el mencionado Berghain. A días de publicar su disco debut y a semanas de ser parte del escenario Bugged Out en el festival Parklife, en Manchester, nos contactamos con George para profundizar en su nuevo trabajo.

 

 

Pronto publicarás Fading Love, tu disco debut. Tras una serie de exitosos Eps y singles, ¿qué te motivó a trabajar en un album?

 

Siempre fue mi ambición como músico el, eventualmente, hacer un disco. Creo que es la cúspide de lo que puedes hacer como productor. Trabajar en EPs y 12″ es genial, pero hay mucho más por contar a través de unos 10 tracks. Por esa razón fue algo que quise trabajar lentamente. Si hubiera intentado escribir este disco hace tres años, no habría estado preparado; creo que este era el momento correcto para hacerlo.

 

El título del disco está basado en “la desintegración de una relación amorosa.“. ¿Encontraremos un sonido más emotivo? ¿Es el disco la reflexión de un momento específico en tu vida?

 

Siempre he tenido un sonido algo emocional, pero este disco es definitivamente más personal que todo lo que he hecho antes. Es muy autobiográfico, ya que documenta un período en mi vida que fue, por distintas razones, muy turbulento. De alguna forma, producir el álbum fue una forma de lidiar con eso.

 

Para ti, hoy un disco, más que nunca, debe ser una declaración y algo cohesivo. ¿Es Fading Love una historia contada en 10 capítulos?

 

No diría que es una historia con capítulos, porque no lo hice de una forma completamente lineal. Pero si pasé una gran cantidad de tiempo trabajando en el orden de los tracks cuando ya estaban casi listos; como funcionaba la transición entre ellos y si la fluidez del disco se mantenía en todo momento. De alguna forma y sin duda hay una narración musical en el álbum. Quise que la gente prácticamente olvidara que están escuchando cortes individuales y dejar que el todo los empapara. Hubo muchos tracks que me encantaron, pero que no llegaron al disco porque no encajaban con la vibra que quería crear. Para mi ese todo era más importante que las partes individuales.

 

 

El año pasado en una entrevista mencionaste que siempre has odiado esos discos dance que podrían haber sido simplemente cuatro Eps, y que escribir material que no era para la pista fue liberador. ¿Fue este disco un desafío para ti como artista? ¿Intentaste encontrar sonidos que no habías trabajado antes?

 

Si, definitivamente. Actualicé completamente la forma en que trabajo como productor, y lograr eso tomó tiempo. Me puse algunas reglas, como que toda la instrumentación vendría de instrumentos reales, nada de plugins, y que todas las vocales serían originales, sin samples. Sabía que eso me forzaría a aceptar algunas imperfecciones en mi música, pero que a cambio le daría más carácter. Los discos hechos solo para la pista de baile deben sonar muy bien en un sistema, por lo que generalmente son limpios y sónicamente poco interesantes. Quise alejarme de esas restricciones, por lo que este disco no es así; está lleno de hermosos errores que mantuve porque sonaban genial.

 

¿Porque decidiste publicarlo en Double Six y no en ManMakeMusic?

 

Lo que me motivó a publicarlo con ellos fue la oportunidad de trabajar con algunas de las increíbles personas que hay en la familia Domino. El sello es una muy buena red de gente, talentosa y apasionada, que tiene una actitud independiente hacia su música y que ha publicado discos clásicos durante los años. Es algo especial y quise ser parte de ello.

 

Tu trabajo es conocido por una combinación de techno, house, garage, y otros elementos, envueltos en un sonido melódico, amigable y muy bailable. ¿Te quedarás en esa línea o está en tus planes evolucionar a partir de este punto?

 

Espero que mi música esté siempre evolucionando. Encuentro muy aburrido cuando hay productores que encuentran algo de éxito con un estilo y no lo cambian porque tienen miedo a probar nuevas cosas. A veces, en el pasado, me he preocupado de que cambio muy rápido, pero prefiero ser así a ser alguien que nunca se arriesga.

 

Has estado haciendo música por casi una década. En este tiempo tu estilo ha cambiado, pero no ha perdido su esencia e identidad. También has mencionado que no estás interesado en ser ecléctico solo por ser ecléctico. ¿Qué gatilla todos estos cambios? ¿Eres ambicioso con tu trabajo?

 

Creo que todo lo que quise decir con esa declaración, es que pienso que es bueno presentarle una visión coherente a la gente. No quiero juntar muchos estilos en un intento de sonar ecléctico. Me gusta el hecho que, a pesar de que mi música ha cambiado bastante con los años, la gente aún puede escuchar que soy yo. Podrías no ser capaz de escuchar todas mis influencias musicales, pero siempre están ahí en el fondo. No necesito metérsela en la garganta a la gente solo por presumirlas.

 

 

Durante tu carrera has remixado a nombres como Deetron, Scuba, Jon Hopkins y Katy B. ¿Qué te gusta de esto? ¿Cuál es para ti el valor de un remix?

 

Los remixes pueden ser muy valiosos o no valer la pena, dependiendo en cómo tú y el sello los enfrenten. No me gusta hacer remixes donde soy parte de un paquete de 4 o 5 con diferentes estilos, todo para que el sello pueda, idealmente, vender más y a la mayor cantidad de gente posible. Pero si alguien se acerca a ti y quiere que reimagines su trabajo, entonces es totalmente diferente y puede ser algo muy mágico. Es una gran oportunidad de entrar en el cerebro de algunos de tus productores favoritos y encuentro que realmente revitaliza la cercanía con tu propia música.

 

¿Cómo es una sesión de estudio para ti? ¿Te encierras y dejas que la inspiración fluya o vas on ideas que desarrollas? ¿Hubo alguna diferencia entre el proceso creativo para el disco y tus anteriores singles y eps?

 

Generalmente solo me siento, prendo un synth al azar y empiezo a jugar hasta que llego a un sonido que encuentro interesante. Como en este disco usé solo equipos análogos, después de un tiempo aprendí a poner el secuenciador a grabar y hacer tomas largas, más que micro-editar todo en el software. Antes me sentaba por horas en el computador, pero ahora me muevo por todos lados y estoy parado mientras produzco, lo que es más entretenido y creativo.

 

Si tuvieras que describir tu propia música, ¿qué palabras usarías y porqué? ¿Cuáles son las metas que persigues como dj y como productor?

 

¿Euforia melancólica? Si es que algo así existe…

 

En términos de mis ambiciones, realmente quiero producir un disco para alguien algún día. Solo estoy esperando escuchar la voz correcta. Ahí me alejaré un poco de tocar y de mi propia música. Es muy liberador crear algo para alguien más sin que tu ego se ponga en el camino.

 

 

Eres inglés, pero vives en Berlin. ¿Hay influencia de ambas culturas -muy ricas en el lado musical- en tu trabajo?

 

Si, definitivamente. Crecí en Londres, por lo que hay un lado frenético y agresivo en mi personalidad y mi música. En contraste, Berlin es mucho más relajado y bohemio, y creo que eso puedes escucharlo en la forma en que mi música se aleja lentamente de la pista para volverse más reflexiva. Ambas ciudades son un hogar para mi e influencian enormemente lo que hago. Creo que no podría vivir en ningún otro lugar.

 

La temporada de verano comienza pronto en Europa y tu agenda ya está abultada. Entre otros, estás confirmado en la fiesta de apertura de Amnesia, en Ibiza, y además tocarás en Parklife, un festival con un cartel muy potente. ¿Qué piensas de Parklife? ¿Qué esperas de esta nueva temporada?

 

Es un festival en el que es muy agradable tocar, ya que Manchester es una ciudad muy musical. La gente apoya mucho la música que les gusta y el público es uno de los más apasionados que verás. Es como si toda la ciudad se fuera a Parklife en ese fin de semana. Es caótico, pero siempre vale la pena.

Síguenos en:

Comentarios