canvas no soportado por el browser.

Galerías

Primavera Fauna 2014

23-11-14

Había sol, viento fresco, piscina y buena música; combinados, los ingredientes perfectos para un festival en medio de noviembre. Y no fallaron. Primavera Fauna concentró por cuarta vez lo mejor de la música independiente nacional e internacional, con un cartel que distribuyó a sus invitados en cuatro escenarios y con una variedad que permitía que cada uno de los asistentes armara su propio programa. Un encuentro que crece sin parar y que ofrece una experiencia a medida.

 

El puntapié inicial, para nosotros, lo dio Pond, banda que combinó las vibras de su rock psicodélico con el polvo que levantaba el viento y que maquillaba el lugar a esa hora. Aún no eran las tres de la tarde, pero el marco de público era el suficiente para tener espacio, sentarse en el pasto y disfrutar. Pero también queríamos bailar, por lo que bastó un paso por el sector piscina para escuchar a Inti Kunza y sacudirnos un rato. El reconocido dj local guió un ritual de danza en el combinó techno y house de forma sólida y potente, sin importar en momento alguno la posición que en ese minuto tenían los punteros del reloj. Siguientes, Beach Fossils, cuarteto norteamericano que combina influencias como indie pop, folk y lo-fi para llegar a un sonido reflexivo y de melodías emotivas. Sumado al sol sobre nosotros, un construyeron un ambiente sencillo y de colores cuasi-tropicales. En el próximo escenario la gente ya esperaba a uno de los números más esperados del día, el sirio Omar Souleyman. Y así la fiesta empezaba, con un ex cantante de bodas, que, tras ser descubierto por el propio Four Tet, se convirtió en dueño de uno de los estilos más originales del último tiempo, conectando música árabe y kurdo, con el lado más atrevido de la electrónica contemporánea. Luego el baile seguía con Daniel Klauser, quien trajo la frescura y vanguardia de Diamante Records al sector piscina de Espacio Broadway. Sonidos de pista enjuagados en una experimentación que toma influencia de distintos puntos del continente europeo. En constante ascenso. Por su parte, Real Estate dejaron caer ese sonido indie lleno de sutileza y sensibilidad, reuniendo a un buen número del total de asistentes que ya llegaban al lugar. Con una perfecta ejecución, la banda confirmó porqué ha sido parte del cartel de festivales como Primavera Sound y Coachella. Y mientras Erlend Øye & The Rainbows presentaba una propuesta en que une lo acústico, folk y electrónico frente a sus siempre fieles seguidores, Matanza pinchaban una sesión que mantenía la fiesta en base a ritmos que unían Europa y Latinoamérica con bajos frondosos y percusiones tribales. A continuación del trío, Maxxi Soundsystem puso a correr a ese house soleado, acalorado y contagioso que tan bien maneja. El estilo californiano en pleno Santiago. Tras pasar por la tormenta de distorsión que fue Mogwai, nos detuvimos en el sector piscina, y es que de aquí en adelante la fiesta no paraba más. Primero con The 2 Bears, dupla que nos inundó con esa mezcla en la que se adaptan house, techno, disco o hiphop para encender el ambiente y no calmarlo más. Todos se movían durante la sesión de uno los puntos más altos de la noche. Lee Foss puso la onda veraniega a través de un set que recorrió las distintas caras del house actual, alcanzando equilibrados niveles de hipnotismo y sensualidad en el momento en que Anabel Englund se contorneaba por el escenario. Una combinación diversa, sexy y atractiva. Posteriormente, un necesario -y obligatorio- traslado al escenario principal, donde 2manydjs conectaban sus máquinas y preparaban el inicio de su actuación en el país. Si en algún momento faltó euforia o energía, los hermanos Dewaele se encargaron de remediar la situación. Desde un comienzo, y sampleando a Los Prisioneros, la pareja tuvo al publico en el bolsillo. Luego de eso, se dio por iniciada su acostumbrada ráfaga de remixes, edits y mashups que tan bien manejan. Febril y en éxtasis. Cerrando ya y despidiendo la noche, los controles eran para Four Tet, una de las fuentes creativas mas destacadas de la ultima década. En vivo, Kieran Hebden ordena sus equipos para tener su laboratorio musical siempre cerca y así poder crear una reacción química siempre sorpresiva a través de una infinita paleta sonora. Un matemático musical y el conductor de un viaje por rutas desconocidas.

 

Pero ya era de volver. Una vez más, Primavera Fauna puso a los melómanos de fiesta.

 

 

Síguenos en:

Comentarios