canvas no soportado por el browser.

Entrevistas

Loop # 35 – Reboot

Revisa nuestra conversación con el músico alemán.

Reboot no es un nombre que pase desapercibido; ni en los carteles de algunos de los eventos que lo mantienen permanentemente recorriendo el mundo, ni por su sonido, el que es descrito por el mismo como una compleja arquitectura polirítmica. Para nosotros, baile y más baile. Y es que desde sus comienzos, Frank Heinrich ha llamado la atención por una propuesta que evoluciona pero que no pierde identidad, la que bebe de distintas fuentes para dar vida a un concepto contagioso en estética y profundo en estructura. Jazz, música clásica y de distintos lados del mundo, house clásico y contemporáneo; todos elementos que juegan un rol en la inspiración que enciende su creatividad cada vez que entra al estudio, gracias a lo que ha desarrollado un estilo propio, fácilmente reconocible y que, junto a nombres como Chris Tietjen y Markus Fix, ha puesto a Frankfurt en una posición privilegiada en el mapa musical. Percusiones, energía y calidez, todo dentro de un mismo empaque. Durante su carrera ha publicado en sellos como Cadenza, Oslo, Supplement Facts, Cecille y Moon Harbour, y se ha presentado en escenarios como Ushuaïa, Sankeys y Pacha en Ibiza, Watergate en Berlín, y fabric en Londres, por solo nombrar algunos.

 

Aprovechando su estadía en Santiago para presentarse en Club La Feria la semana pasada, nos juntamos a conversar con Frank, y este es el resultado.

 

 

¿Qué es lo primero que haces al terminar una presentación?

 

¡Secarme! (risas) Si, conseguir una toalla y secarme.

 

¿Tienes alguna cábala para tus shows?

 

No, nada de eso. Entre veinte y sesenta minutos antes de tocar estoy muy concentrado, por lo que no soy capaz de ponerme en un modo multi-tarea. Solo me enfoco en mi, en la música que quiero poner y, especialmente, en la atmósfera del lugar donde tocaré. Es difícil hablarme durante esos minutos porque estoy en mi propio espacio. Necesito ese tiempo antes de un show para concentrarme. Pero no llevo una pata de conejo en el bolsillo o algo así (risas).

 

¿Qué suena en tus audífonos cuando estás lejos de la cabina?

 

Principalmente dub y reggae. También algo de downbeat, mucho jazz y a veces algo de música clásica, pero no música electrónica. Es necesario limpiarse un poco. R&b, funk, cosas así.

 

Un artista que nunca incluirías en tus sets o con quien nunca compartirías escenario.

 

No iría tan lejos como para decir “no, no voy a compartir escenario con alguien”. Mi manager selecciona los shows muy bien y así evitamos cualquier tipo de conflictos. Estoy muy bien protegido (risas).

 

¿Tu track favorito del momento?

 

Es un bootleg de Markus Fix que se llama 2 Chainz. No es un track para el clímax de un set, ya que es un poco más introvertido, pero cuando aparece la parte vocal es una locura. Es perfecto para cerrar un set y mi favorito por el momento, sin duda alguna.

 

¿Club o festival?

 

No es tan simple. Depende: me encanta tocar en clubs pequeños como La Feria, para 300 personas o algo así. Hay una atmósfera más íntima, puedes tocar más profundo, no tan duro, y con tiempo para construir algo. En un festival saltas al escenario y tienes 90 minutos para reventar todos los hits que tengas, volver a la gente loca y eso es todo. Ambos tienen cosas positivas. Diría que prefiero los sets más extensos de un club, pero los festivales también son entretenidos.

 

¿Un track que desearías haber producido?

 

Wow, son tantos… no es fácil. Me gustaría haber escrito Could You Be Loved, pero Bob Marley lo hizo bastante mejor de lo que yo podría haberlo hecho (risas). Hay tanta música que me encanta, pero no estoy celoso de nadie o algo así, porque ellos lo hicieron en el momento correcto, con la pasión indicada y crearon una hermosa pieza de música. No me gustaría quitarle los créditos a nadie. Soy feliz con lo que produzco yo mismo.

 

¿Análogo o digital?

 

Si hablamos de estudio, análogo, sin duda. Todas mis producciones son hechas de forma análoga, solo uso un computador para enviar los timecodes y grabar. Para tocar, hace algunos años decidí cambiar de vinilo análogo a Traktor, básicamente porque me acomoda más. Se adapta mejor a la forma en la que toco y me da la oportunidad de reconstruir tracks en el momento. Generalmente toco cuatro loops al mismo tiempo y creo algo nuevo con ellos. Casi nunca toco tracks de principio a fin. En ese caso lo digital se acomoda mejor a mi forma de tocar.

 

¿El mejor y peor show de tu carrera?

 

Qué difícil, fueron tantos y tan buenos este año… Voy a decir Insane en Pacha, el primero de agosto. Fue buenísimo.

 

Y claro, a veces hay shows que en los que desearías no haber tocado, pero que tampoco fueron un desastre. ¡Oh, ahora recuerdo! Hubo un show en Moscú y otro en Marruecos que fueron horribles. El sistema de sonido era terrible.

 

¿Twitter o Facebook?

 

Facebook. La verdad es que no twitteo ni publico en Instagram, pero estoy presente. Prefiero pasar mi tiempo libre con amigos que estar frente al teléfono.

 

¿Tienes algún placer culpable?

 

La comida. Las chuletas de cerdo (risas).

 

Si yo digo EDM, tu dices…

 

¡Pongan sus manos en el aireee! (risas y gestos) No es algo que me guste personalmente, pero si respeto a cualquiera que trabaje duro por lograr el éxito. Y de alguna forma merecen el lugar donde están. Además toda la gente que está en el house y techno underground también ganó una plataforma. Piensa en Ibiza, por ejemplo. Hay lugares importantes donde tocan todas estas grandes estrellas EDM, y mucha gente va porque quiere ver a Avicii o qué se yo, pero al día siguiente dicen “ok, vamos a otra fiesta. Vamos a Insane o cualquier otra”. Básicamente también abren mercado para nosotros, para que podamos presentar nuestra música. Algunos se convierten y disfrutan nuestro trabajo. No pienso mal o en contra de ellos, pero no es algo que tocaría o escucharía.

 

Define tu actitud musical en una palabra

 

Hermoso (risas).

 

 

Bonus tracks:

 

Muchas cosas han pasado en tu carrera durante los últimos doce meses. Tuviste una fiesta propia en Ushuaïa Ibiza el año pasado y este fuiste parte de Insane, en Pacha, que además tuvo pre-fiestas en Café Mambo. ¿Cómo evaluarías tu actual momento artístico?

 

Afortunadamente tengo un equipo fantástico trabajando conmigo y que hace todo esto posible. El año pasado tuvimos Rock & Beats en Ushuaia y este año toqué en Insane, Café Mambo y Destino. Sin mi socia y manager, y el resto el equipo, esto no sería posible. Claro, toma tiempo construir una compañía, pero tengo a la mejor gente a mi lado. Con el sello a punto de comenzar y la compañía creciendo más y más, creo que vamos muy bien. Personalmente estoy terminando de armar mi estudio y produciendo mucho, ya que había lo había dejado un poco por todas las giras que tuve en los últimos tres o cuatro años. Así que si, estoy muy contento hoy y ansioso por todo lo que se viene.

 

¿Estás preparando nueva música?

 

Trabajo en nueva música cada vez que estoy en casa. En cada visita al estudio creo tracks. Y claro, la idea es sacar un nuevo disco, pero por ahora nos estamos concentrando en lanzar el sello.

 

El primer disco fue la suma de todas las influencias que obtuve al comenzar esta carrera tan rápido. Y claro, puedo decir que he crecido y la música que hago ahora es más profunda y, para mi, más completa. Evolucionar es algo que esperas de cada artista. Como lo que pasó entre ese disco y el mini álbum que publique a comienzos de año, que eran tracks viejos que remodelé. Lo que sale hoy por los parlantes es más profundo y complejo. No buscaba que Deep V fuera un disco, pero esos seis tracks tenían en total la duración de uno. Y el próximo también va ser diferente.

 

Sin duda uno de los puntos altos de este capítulo es Noon, donde combinas una agencia de booking y un sello. ¿Cuáles fueron las motivaciones para esto? ¿Hay alguna meta específica?

 

Siempre tuve en mente que un día tendría mi propio equipo y en Carol encontré a la persona perfecta para hacer esto realidad. Porque claro, es bueno tener la idea, pero necesitas gente que te ayude a lograrlo. Porque yo no soy el que está haciendo el trabajo diario para que la compañía crezca, todo lo que puedo hacer es poner mi creatividad e influencia, pero necesita un equipo que trabaje duro. Es mucho más que un artista diciendo “Oh si, quiero sacar música y tener un sello”.

 

¿Cuál será el criterio con el que seleccionarás la música y los artistas que formarán parte del sello?

 

Eso es muy fácil: solo puede ser música que me guste (risas). Es si o no. Queremos que sea algo entre amigos, familia. Es la idea tras Noon Records: tener música que a todos nos guste, y con esto me refiero a mi equipo y a mi. Decidimos entre todos y tiene que ser música que, o pueda poner en mis sets, o que me agrade escuchar. Eso es todo. No estoy intentando re-inventar el deep house o algo así, solo queremos compartir música que nos gusta. Esto es lo que nos agrada y esperamos que a ustedes también.

 

Estás en Chile por tercera vez, por lo que ya tienes una idea sobre el público chileno. ¿Qué podemos esperar de esta nueva visita?

 

Pueden esperar Reboot al 100%, eso es seguro. Estoy muy contento de tener la oportunidad de poder tocar un set extendido, así que pueden esperar una gran variedad de cosas. De deep house a techno y todo lo que hay entremedio. Con vocales y sin. Haré lo mejor posible por llevar a la gente en un viaje a través de la música que amo y mi pequeño universo musical, y que se vayan todos contentos.

 

¿Cuáles son tus planes para el resto del año y 2015?

 

Este tour por Sudamérica es el último grande del año. Luego toco algunos shows en Europa y después de eso es Navidad, por lo que tomaré unas vacaciones. El próximo año volveremos con Eps míos y diferentes proyectos, de los que no puedo hablar ahora. Y claro, el sello será clave. Estamos trabajando en concretar diferentes cosas con otros artistas, además de nuestros propios showcases. Tenemos algunas sorpresas, unas muy buenas sorpresas. Estoy muy entusiasmado por 2015, tenemos mucho trabajo por delante y muchas buenas cosas por presentarle a la gente.

 

Síguenos en:

Comentarios