canvas no soportado por el browser.

Entrevistas

Robert Dietz

Nos contactamos con el productor germano a poco de su regreso al país.

Nació en Frankfurt, pero son pocas las ocasiones en el año en las que se puede dar el, actualmente, lujo de visitar la ciudad. Una alta demanda por su trabajo mantiene a Robert Dietz en constantes viajes alrededor del mundo, consecuencia de una posición privilegiada en la escena techno que se ha dado gracias a un compromiso absoluto con la música. Cada escenario en el que se presenta recibe la pasión de un artista con una amplia visión de sonidos, en el que hábilmente combina tendencias techno y house para dar vida a un viaje lleno de energía y eclecticismo. Ha publicado en sellos como Cadenza, Saved y Cécille, además de Desolat, del que hoy es miembro estable.

 

A pocos de regresar al país para presentarse en Club La Feria, nos pusimos en contacto con el para conocer un poco más de su faceta como dj y productor.

 

Tu gusto musical comenzó con metal y punk, para luego pasar a hiphop y drum & bass, y finalmente llegar al mundo del techno y el house. ¿A qué se debieron estos cambios a través de los años? ¿Existe alguna influencia de alguno de estos géneros en tu actual personalidad como músico?

 

Mis intereses musicales cambiaron durante los años, principalmente durante mi adolescencia, por simple curiosidad. Me enamoraba de todo lo que descubría.

Ha sido un largo viaje, el que comenzó a temprana edad, en la época cuando conoces nuevos géneros y artistas de forma inconsciente, y encuentras que todo es fantástico. Y claro, con los años los diferentes géneros que he escuchado, y que aún escucho hoy, han afectado en mi personalidad musical. Me han influenciado en el pasado y lo continúan haciendo hoy.

 

Llegaste a la música electrónica luego de escuchar un mix-cd de Sven Väth, y te iniciaste en las mezclas un año después. ¿Qué te atrajo tanto de esta disciplina? ¿Qué te gustó de la música techno/house?

 

He escuchando música electrónica desde que tenía 14 años. Llegué a ella por estaciones de radio, televisión y por amigos mayores, y porque además siempre he coleccionado música. En algún momento me di cuenta que toda esta música estaba principalmente disponible en vinilo, por lo que, si quería comenzar a coleccionarla, debía tener tornamesas para poder escucharla. El paso natural fue mezclarla, algo que ya acostumbraba hacer, pero con cassettes para mi Walkman. La fascinación por esto, y la destreza necesaria para mezclar dos tracks de forma fluida, hizo que finalmente comprara un par.

 

 

Haz publicado música a través de grandes sellos, como Saved, Cécille y Running Back. ¿Hay alguna conexión entre estos y la forma en que compones?

 

La verdad es que simplemente hago mi trabajo y luego de eso decido a qué sello se lo entrego. Nunca he ido al estudio pensando en si tengo que hacer música para un sello u otro, y que deba sonar como tal. Sólo hago lo que siento y luego decido a quién se lo pasaré.

 

¿Hay conceptos que influencien lo que quieres expresar cuando comienzas a producir un track, o sólo te inspiras por el deseo de hacer bailar?

 

Estoy totalmente libre de conceptos. Sólo tengo ideas en mi cabeza, las que luego terminan llegando a lugares completamente diferentes. Como dije antes, hago lo que siento. A veces esto funciona genial, pero en otras ocasiones simplemente te pierdes. Nunca he sido el tipo de persona que logra hacer exactamente lo que tiene en la cabeza.

 

Tu música mezcla house, techno y todo lo que hay en medio para llegar a un sonido versátil, que incluye elementos del pasado y presente, pero mirando hacia el futuro para explorar nuevos caminos. ¿Qué te inspira cuando estás frente a un público?

 

Lo que más me inspira es todo lo que puede ocurrir durante una noche o un día. La vibra que hay en el club, la energía que entrega la gente, la atención que ponen, el sistema de sonido… todo. Puedes estar totalmente cansado por los viajes, por tocar en shows pésimos y desmotivarte producto de esto, pero en el momento en que llegas a un lugar rodeado de la energía correcta, la inspiración vuelve de tal forma que olvidas todo lo que hay alrededor tuyo y comienzas un viaje entre tú y la gente.

 

Has mencionado que tus sets siempre dependen del club y el público, y que intentas encontrar un balance entre satisfacerte a ti mismo y a la gente en la pista. ¿Preparas una estructura para la noche antes de entrar en escena o te dejas llevar completamente por la vibra de la noche?

 

Por supuesto. Hay noches y shows especiales en los que trabajas bastante antes de tocar, armando listas y buscando la música correcta para asegurarte de que todo salga bien. También hay noches en las que tienes muchas expectativas, que resultan ser todo lo contrario y en las que toda la preparación previa termina siendo inútil. En otras ocasiones ocurre que no esperas nada, pero la energía y vibra son tan buenas que ni siquiera tienes que pensar en el track que tocarás a continuación, pues todo fluye naturalmente. Esta es claramente la situación ideal.

 

El año pasado lanzaste Arkitekt, tu primer mix-cd, el que además fue la primera publicación del sello del mismo nombre. ¿Qué tan diferente fue el disco en comparación a tus presentaciones en vivo? ¿Hubo alguna intención de mostrar más tu inspiración musical a tu actitud de pista? ¿Sentiste mucha presión por ser una primera vez para ambas partes?

 

Definitivamente tenía una gran presión encima por ser un doble debut, pero finalmente manejamos todo bien. Tuve la oportunidad de preparar dos discos, uno enfocado a la pista y otro con una mayor inspiración musical, por lo que en este caso fue fácil presentar mis dos lados.

 

 

Hace poco te cambiaste de Cadenza a la familia Desolat / Artist Alife. ¿Cómo evalúas este cambio hasta el momento? ¿Estás contento con este nuevo paso en tu carrera?

 

A pesar de que en un comienzo me llegaron muchos comentarios de cautela, fue una muy buena decisión. Simplemente sentía que era el momento para hacer algo diferente. Además no estaba a gusto con el enfoque musical que había tomado Cadenza durante el último año. Este nuevo equipo ha hecho un gran trabajo y me recibieron de la mejor posible.

 

Además Loco Dice, cabeza del sello, fue dj de hiphop antes de cambiarse al techno. ¿Comparten una especie de “actitud hiphop” a nivel musical y personal?

 

Esto es algo diferente. El vivió ese movimiento mucho más. Fui y aún soy un gran seguidor de esa música y claro, compartimos algunas actitudes que se desprenden de ese estilo, pero el es mucho más cercano que yo. Aunque tengo que decir que me siento más influenciado por este lado que por cualquiera relacionado a la música latina, por lo que tenemos más cosas en común.

 

Gracias a este cambio profesional pudiste ser parte de la fiesta Used & Abused en Ushuaia, Ibiza, y además tocaste en Viva Warriors, en Sankeys, y Kehakuma, en Space. ¿Cómo evalúas la presencia que tuviste este año en laisla y el estado que tiene actualmente como un epicentro de música dance?

 

Tuve un gran año y una gran temporada. Toqué más que nunca en la isla y en fiestas realmente geniales, especialmente Used & Abused. Ibiza está en un cambio permanente, tanto en lo positivo como en lo negativo. De hecho acabo de ver un video de Bora Bora y Space grabado a fines de los noventas y me doy cuenta cuán diferente es en comparación a como es hoy. Lo importante es que todos estamos en esto por entretención y por amor a la música. Mientras tengamos esto en mente y lo vivamos al máximo, no importará si tocamos en un gran escenario o en un club pequeño y oscuro.

 

Esos tres clubs tienen propuestas muy diferentes el uno del otro. ¿Qué tiene que tener un club para que sea de tu agrado? ¿Tienes algún favorito?

 

Para que un club se convierta en favorito debe tener un balance perfecto en todo sentido, pero la música, obviamente, debe ser la prioridad. El sonido es el aspecto principal, el más importante y que separa el grano de la paja.

 

 

Tu última visita a Chile fue hace sólo algunos meses, cuando tocaste en Club La Feria. ¿Cómo han sido tus experiencias en el país?

 

Toqué por primera vez hace tres años, también en La Feria, y debo decir que lo disfruté mucho. El público está bien educado musicalmente y es también abierto de mente. Siempre me siento bien recibido.

 

¿Qué te gustaría decirle al público chileno?


Estoy feliz de poder volver. Hagamos de esta una noche para recordar.

 

 

Por Ricardo Cáceres.

Síguenos en:

Comentarios