canvas no soportado por el browser.

Entrevistas

Loop #12 – Matías Aguayo

El músico chileno responde nuestro cuestionario semanal.

Un estilo de vida nómade y un fuerte interés por absorber los conceptos rítmicos de cada país que visita, han sido factores claves en la transformación de Matías Aguayo en el eslabón que se ha encargado de unir distintas culturas con la vanguardia de las corrientes techno y house provenientes de Europa. El chileno le ha entregado a ritmos fríos, y aparentemente esquivos, una mirada cálida y amistosa, integrando los elementos que extrae de diversas influencias en una estructura sonora que tiene, confesamente, un sólo objetivo en su ejecución: hacer bailar. Ha publicado su trabajo principalmente a través del sello alemán Kompakt, y hoy es la cabeza principal de Cómeme un colectivo/sello que conecta a artistas repartidos por todo el mundo.

 

¿Qué es lo primero que haces al terminar una presentación?

 

Después de un show estoy en una especie de trance; cansado y energizado a la vez, y siento que necesito un rato para volver a la realidad. Me gustaría poder descansar en una cueva o al lado de un río.

 

¿Tienes alguna cábala para tus shows?

 

Hago mis vocalizaciones, que implican cantar “Jimmy es un batero…”, en diferentes octavas y escalas.

 

¿Qué suena en tus audífonos cuando estás lejos de la cabina?

 

No me gusta escuchar música con audífonos porque siento que no penetra todo el cuerpo. Al lado de los parlantes es otra la sensación. Cuando escucho música en mi equipo, me gusta navegar por la colección de vinilos que tenemos aquí y que incluye a Hafler Trio, Willie Colón, Bo Diddley, Drexciya, Leo Anibaldi, Falco, Shalamar, Mr. Fingers, Robert Hood, Zoviet France, DAF, Lee Perry, y muchos más.

 

Un artista que nunca incluirías en tus sets o con quien nunca compartirías escenario.

 

A cualquier persona que tiene el coraje de pararse en un escenario y exponerse con su propio trabajo le tengo respeto.

 

¿Tu track favorito del momento?

 

Sano – I don’t

 

Hay una sabiduría de cómo hacer bailar a la gente con pocos elementos, que creen una atmósfera y un espacio para quien esté en la pista. Se trata de entender cómo reacciona el cuerpo y cómo uno puede crear ese diálogo con simpleza y elegancia. Y no es tan obvio en el caso de Sano. Osea, quizás lo escuchas ahí rápido en el computador y no te das cuenta lo que puede crear en una pista, pero una vez que esos graves retumban en un sistema de sonido, resulta ser toda una revelación. Esa es la profundidad cuando en el house se habla de “deep”. “Deep House music” definitivamente no es un género.”Deep” para mí es cuando ves la cara de otra persona que está disfrutando igual que tú en la pista de baile, y que te mira de vuelta con una sonrisa de complicidad.

 

¿Club o festival?

 

Me gustan ambos. Me encanta el viaje nocturno en la discoteca, ese proceso de seducción lento y rico. Pero puedo disfrutar de igual manera esa atmósfera prendida y acelerada de los festivales!

 

¿Un track que desearías haber producido?

 

Pregunta sin respuesta.

 

¿Análogo o digital?

 

Si se trata de producción musical, creo que sólo depende de si es una persona buena y abierta la que hace la música. Si usa un computador o unos sintes análogos, eso es secundario.

 

Y si se trata de las posibilidades de distribución de la música, lo digital nos ha dado muchísimas ventajas. Nos ha dado la posibilidad de un acceso mucho más fácil a un montón de música, pero es importante sacarla de los computadores y celulares. Es importante que haya un espacio social, real, en el que podamos disfrutar música sin tener que mirar una pantalla. Un espacio en el que no nos estén sacando fotos a cada rato y no nos volvamos tan sujetos del consumo. No hay una respuesta simple, no están ni buenos ni malos los cambios, sólo hay que preguntarse cómo se puede articular una posible postura crítica hoy en día y llevarla a la práctica. Decir que antes todo era mejor es mentira y no aporta a nada.

 

¿El mejor y peor show en tu carrera?

 

Pregunta sin respuesta.

 

¿Twitter or Facebook?

 

Nos ha servido mucho el uso de las redes sociales, pero también ha creado muchísimo daño.

 

El poder adictivo de Facebook obviamente tiene un efecto negativo sobre muchos músicos: Ya no tienen tiempo de hacer música o de desarrollar la concentración necesaria que requiere un proceso musical profundo. Dudo que uno pueda recorrer los caminos misteriosos de la música si al mismo tiempo te llegan mensajes y estás pendiente de que está pasando en ese espacio virtual. Por el otro lado, el consumo en frente del computador tiene a la gente tan ocupada, que poco te van a molestar cuando te sales de la matrix. Y mientras uno está jammeando tranquilamente en el estudio, otros están igualmente pegados a las pantallas, y tan adictos a eso, que no te van a poder molestar ni se les va a ocurrir porqué no estas “online”. Osea, no existes para ellos en ese momento.

 

Lamentablemente, hoy en día se espera de un músico que sea su propio empresario y portavoz. Y no necesariamente un buen músico es buen comunicador. No deberíamos esperar eso, como tampoco un buen cocinero se define por saber hablar en la tele. La extrema mediatización se ha mostrado muy contraproducente. Ahora todo el mundo se ha vuelto público, y aunque no sean realmente famosos, todos viven los mismos traumas de las superestrellas. Es difícil ser un personaje público y no volverse loco.

 

¿Tienes un placer culpable?

 

A veces me dan unas ganas horribles de tomarme una Coca-Cola.

 

Si yo digo EDM, tu dices…

 

Que deberían sacarle la “D”. No tiene los criterios de música bailable. Los claps de un tema house, las campanas en un tema de salsa, etc. Todo se relaciona directamente con el cuerpo del bailarín al crearse un diálogo y la música bailable siempre tiene ese espacio.

 

El EDM al contrario es unidireccional y más televisivo en su lógica. El EDM es como una lluvia de estímulos que sólo puede ser contestada con brazos alzados o saltos. Hay una clara relación de servicio y consumo. Es música de conciencia mercantil. Si el house es sexo, el EDM es un video porno hecho en California.

 

Define tu actitud musical en una sola palabra

 

Resumbimbado.

 

Bonus tracks:

 

A sólo algunos meses de tu última actuación en Chile, te presentaste el sábado pasado en Primavera Fauna, festival que se desarrolla al aire libre y donde tocaste por partida doble: en solitario y también junto a Mostro, banda con la que tienes un proyecto conjunto. ¿Cómo te sientes al estar de vuelta?

 

Estoy extremadamente contento de estar de vuelta en Chile y poder estar con la familia, los amigos y poder tocar. Además de mis propias actuaciones con Alejandro Paz, que hace rato ya que no tocaba en el país, se sumaron Daniel Maloso, que tocó por primera vez acá, y los Djs Pareja. Y este finde, el 30, se nos unen los Carisma, desde Buenos Aires, en la noche Cómeme en Casa Santos Dumont.

 

¿Qué mostrarás en esta ocasión? ¿Vienes con música nueva?

 

El proyecto con Mostro, que por ahora sólo se llama Matías Aguayo y Mostro (por ahí un día le cambiamos el nombre), es algo que me ha dado mucha felicidad. Este año hicimos una pequeña gira por Europa y estoy feliz de poder haber vuelto a tocar con ellos por segunda vez en Chile.

 

 

Foto por Diego Maya

Síguenos en:

Comentarios