canvas no soportado por el browser.

Galerías

Loco Dice @ Infamous

08-03-13

Por sus protagonistas, esta fiesta se podría haber desarrollado bajo un título como Desolat Showcase, Desolat Experience o algo similar, pero la jornada estaba rotulada como Infamous, un nuevo ciclo organizado por Street Machine que promete presentar a las más grandes figuras de la escena electrónica mundial y que ya confirmó a Richie Hawtin como invitado para su segunda edición.

 

En este primer capítulo, el cartel se acotaba a sólo dos nombres: Loco Dice y Francisco Allendes, artistas que tenían en sus manos la misión de inaugurar la nueva fiesta y de dejar en alto el nombre del mencionado sello Desolat, el primero en el papel de fundador y el segundo como una de sus últimas incorporaciones.

 

Desde las 23 horas y por 180 minutos, Allendes se encargó de construir una presentación que llegó al punto de ignorar su, técnicamente, posición de warm-up, para concentrar en la pista una actitud directa e intensa, la que generó una atmósfera que evolucionaba de la mano de cada nuevo track que integraba en su propuesta y que no hacía más que despertar el ambiente y conectarlo con los asistentes que poco a poco iban llegando al lugar. Desde los parlantes se evidenciaba porqué el chileno se encuentra en una posición cada vez más privilegiada dentro del circuito europeo, al hilar de forma sólida una sucesión de tracks que no dejó espacios descubiertos y que aumentaron de forma gradual y calculada el iluminado impacto final de su actuación.

 

A eso de las 2 de la mañana, Dice, conciente de su condición de atracción principal, irrumpe con firmeza y la convicción de ser una inflamable máquina de baile, algo que comprueba con los incendiarios racimos que lanza al público y con los que el concreto del oscuro local comienza a vibrar con mayor fuerza y energía. Su set avanzaba de forma tan imponente como su propia presencia, marcando un tono cargado de bajos subrayados y violentos que golpeaban hasta los rincones más escapados del recinto, pero su orientación musical no lograba del todo alinearse con sus intenciones. La monotonía se apoderaba de su conducción y los cambios de ritmos comenzaban a volverse cada vez espesos y faltos de sorpresa. Que no se mal entienda, en el mando estaba el mismísimo Loco Dice y de eso no hubo duda, pero extrañamos al alemán que es capaz de transformar sus máquinas en una juguera donde techno y house se funden en una narración colorida, centrada y con una fortaleza que hace que el avance del tiempo sea un espejismo que nos engaña al punto de creer que no hay un final cercano. A cambio, nos enfrentamos con Loco Dice, el luchador, el que embistió sin miedo a un público que no le dio la espalda y que recibió agradecido la calurosa y vigorosa ráfaga musical que tenía preparada para la ocasión. Hay aplausos, manos en el aire, pero también las ganas de más.

 

Infamous comenzó su viaje con el pie derecho y nosotros, ansiosos, esperamos la próxima parada.

 

Síguenos en:

Comentarios