canvas no soportado por el browser.

Galerías

Fatboy Slim @ Pulparty

16-02-13

“Por los resultados vistos hasta ahora, creemos que las Pulparty llegaron a Chile para quedarse. El desafío estará en cómo seguimos innovando este formato, en cómo logramos seguir diferenciándonos y consolidándonos como las mejores fiestas de día con piscina. Creemos que hasta la fecha lo hemos logrado con creces”. Así describe Lorena Roa, Jefa de Marketing y Comunicaciones de Street Machine, el logro de la productora que ha trabajando un concepto instaurado hace ya 4 años, que ha presentando a algunos de los mayores referentes de la escena dance a nivel nacional e internacional y donde la música es el elemento que funciona como núcleo de una experiencia que integra sol y piscinas para completar un entorno acorde con la temporada.

 

Luego de haber presentado con éxito a Laidback Luke, Steve Angello y Mark Knight, Fatboy Slim llegó para cerrar el ciclo 2013 y presentarse por tercera oportunidad en el Chile, pero por primera vez en un contexto de este tipo. Durante la conferencia de prensa minutos antes de que subiera al escenario, le preguntamos de qué forma enfrenta a los diferentes públicos frente a los que actúa, algunos enormes como las 250.000 personas en la playa de Brighton el 2002, y cómo lo hará en esta oportunidad, a lo que respondió: “Los shows grandes son muy emocionantes, pero debes trabajar duro. Es mucha gente y no puedes perderlos, por lo que debes tocar a la segura. Si bien hoy hay una menor cantidad, existe la misma vibra, así que puedo entretenerme más y de una forma más relajada” ¿… y quizás probar nuevos tracks? “Si, voy a poner nuevos tracks, pero no estoy acostumbrado a tocar durante un atardecer. Vamos a ver qué funciona en estas condiciones”.

 

 

Con puntualidad británica, a las 7 de la tarde Norman Cook subió al escenario para dar inicio a una jornada que reunió a 5 mil asistentes, muchos de los cuales a esa hora aún esperaban ser atendidos en una barra que colapsaba su capacidad y que no lograba suplir la demanda. Pero el músico nacido en el sudeste de Inglaterra ya había tomado el control y eso era lo que importaba. Decidido a apoderarse del público desde el comienzo, y para una posible decepción de los fans más antiguos, optó por cartas populares y de rápido impacto, desatando la euforia de los más jóvenes al pasar hits como Levels, de Avicii, un mashup entre Donna Summer y Adele, o la actual sensación viral de internet, Harlem Shake, de Bauuer. A pesar de esto, su capacidad en las mezclas se mantiene ágil y dinámica, construyendo con cada nuevo cambio un ambiente de celebración que no dejó tiempo para descanso y que mantuvo a la gran mayoría disfrutando durante toda su actuación. Los singles que lo elevaron al status de super estrella no faltaron, con Praise You, Star 69Right Here, Right Now y The Rockafeller Skank recordándonos porqué estábamos ahí y a quién teníamos en frente. Dejando la música a un lado, la postura del inglés sigue intacta, animando constantemente al público con una energía tan alegre y cercana como en sus inicios tras las mezclas hace más de 20 años y que es sin duda parte esencial de su sello como artista. Entre aplausos y luego de las dos horas que duró su presentación, el hombre de las guayaberas apagaba las máquinas, volvía a agradecer y cerraba un nuevo show en el país.

 

 

Puede estar alejado del sonido big beat/acid house que lo consagró y a muchos nos conquistó, y su actual propuesta puede haber cambiado ligeramente de dirección, pero no hay duda que cuando se trata de liderar una fiesta, la frescura y felicidad que existen en el espíritu de Fatboy Slim bastan para generar una atmósfera de festejo única, manteniéndose a los 49 años como uno de los grandes pinchadiscos y animadores de la escena electrónica contemporánea.

 

 

 

Más imágenes en nuestra página en Facebook.

Síguenos en:

Comentarios