canvas no soportado por el browser.

Entrevistas

Coyu Music

Uno de los productores más destacados del panorama tech-house español.

Iván Ramos, más conocido como Coyu, es una de las grandes cartas que el house español ha jugado en el último tiempo. Junto a productores como Edu Imbernon y Uner, ha paseado la bandera ibérica por el mundo, presentando una efectiva y atractiva propuesta de tech-house que seduce toda pista de baile a la que llega.

 

Luego de publicar el 2009 El Baile Alemán, trabajo en colaboración con Edu Imbernon, la carrera de Coyu sufre un disparo, comenzando a presentarse en grandes escenarios y firmando sus producciones en sellos como 2020vision, Cr2, Get Physical y Noir Music. Su música ha recibido el apoyo de grandes nombres, entre los que destacan Sven Vath, Luciano, Ricardo Villalobos, Loco Dice, Joris Voorn, Dennis Ferrer, entre muchos más.

 

Como un músico incansable, maneja tres sellos de su propiedad: My Cup of TeaAtypical Farm y Suara, siendo este último uno de los más destacados del circuito tech-house actual. Carlo Lio, Dosem, Affkt, Pirupa y Marco Nastic, son sólo algunos de los músicos que han visto su trabajos editados a través de Suara, siempre manteniendo la estampa inconfundible de su sonido.

 

Un artista con los pies en el presente y la vista en el futuro, Coyu es un productor del que hay que estar atento y un dj del que hay que disfrutar.

 

 

¿Quién es Iván Ramos?

 

Un chico de Barcelona nacido hace 26 años.

 

¿Como nace Coyu, el artista?

 

Desde temprana edad me interesé por la música electrónica, pero no fue hasta que tuve 17 o 18 años que me metí de lleno en este mundo. Poco a poco la pasión fue a más hasta que la convertí en mi modo de vida. Ahora mismo no sabría vivir sin ella.

 

Recientemente fuiste elegido como mejor dj tech-house en los Vicious Awards. ¿Que significa este premio para tí? Tanto personalmente como para tu carrera.

 

Los premios sólo significan reconocimiento a tu carrera, pero también es cierto que son un gran estímulo para seguir trabajando duro.

 

 

¿Qué te llevó a formar Suara? ¿En que está hoy Atypical Farm?

 

Suara nació hace poco menos de 4 años como sub-sello de Atypical Farm, mi primer sello. Con el tiempo Suara se convirtió en el principal y fui dejando un poco de lado a Atypical. Pese a que por diversos motivos el sello estuvo parado durante ciertas épocas, nunca ha estado muerto. Debido al tremendo trabajo que tengo con Suara no puedo dedicarle el tiempo que quisiera a Atypical o a mi tercer sello, My Cup Of Tea. Es una lástima, pero Suara se come casi todo el tiempo que tengo y también de mi parte artística personal como productor. Es un momento importante para Suara y he de mimarlo todo lo que pueda.

 

En sólo 3 años, Suara se consolidó como un referente en el sonido tech-house. ¿Bajo que parámetros eligen sus publicaciones?

 

Intento sacar música de calidad, sin importar estilo. Es cierto que un porcentaje alto de nuestras producciones son tech house, pero también sacamos releases más techies o deep. La misión de Suara es editar música que aporte algo a la escena y sea de calidad. Focalizamos en la pista de baile, pero también hay espacio para pasajes más personales. Por eso hemos editado material de Joash, Martin Patino o Night Plane.

 

¿Que planes hay con el sello?

 

Seguir creciendo como sello y marca. Intentar que las Suara Nights recorran el mundo. Ya hemos llegado a Sao Paulo, Berlin, Londres y Barcelona. Es momento de internacionalizar la marca.

 

Además, seguir sacando material de primera. El segundo y tercer trimestre de 2012 van a ser muy excitantes, ya que vamos a editar música de artistas con mucho peso en la escena y música muy interesante.

 

Una pregunta por curiosidad ¿De dónde nace la relación entre Suara y los gatos?

 

En el momento en que GaAs (el diseñador gráfico del sello) empezó a trabajar en Suara, comenzó nuestro idilio con los gatos. Yo, por entonces, empezaba a interesarme por este animal debido a mi novia (actualmente veterinaria dedicada a los felinos) y quería dotar al sello de una imagen propia. Me decidí por los gatos. Si con Atypical Farm el protagonista era un pollo y en My Cup Of Tea un ciervo, en Suara me decanté por los gatos. Una de las gatas de los padres de mi novia la llamamos Suara a raíz del sello.

 

 

Junto a productores como Edu Imbernon y Uner, has puesto a España en la mira de la escena house, llevando la bandera a grandes escenarios internacionales. ¿Cómo ves el actual estado del house en tu país?

 

La escena nacional española está empezando a hacer grandes cosas, tenemos artistas de mucha calidad no sólo en el ámbito del house o tech house, sino también en el del techno. Cada vez somos más los artistas que trabajamos internacionalmente y nos van bien las cosas. Ahora falta crear un poco de unidad y que los promotores de nuestro país nos ayuden y empujen a lograr nuevas metas. Es un momento muy interesante para nuestra escena.

 

La música dance está en constante evolución. ¿Cómo te adaptas al círculo musical en el que trabajas sin perder ese sello particular en tu música?

 

Yo, sinceramente, pincho, produzco y edito en Suara la música que me gusta. Si bien es cierto que ahora hay una ola muy potente de sonidos indies llevados al house y que, en algunos casos, el material es sorprendentemente bueno, creo que mucha gente se ha subido al carro de lo que funciona. Yo me quedo con lo mejor de ese estilo, pero no me siento partícipe totalmente de él. También es cierto que cuando este estilo no estaba tan fuerte, yo me interesé por él y empecé a tocar mucho de ese material. Me estaba cansando un poco del tech house grosero típico de la época, pero ahora he vuelto a sentir la llamada de ese groove… Puede que ahora mi groove sea un poquito más techy, no tan housy, pero es siempre muy bailable.

 

Igualmente, me considero un artista muy ecléctico. Dependiendo del escenario puedo variar ampliamente de estilo. Me gustan muchos estilos de música, no me decanto por ninguno.

 

Como dueño de sello, ¿Qué opinas de la polémica generada por leyes como SOPA? ¿Que significan Internet y la piratería para ti?

 

Considero que si eres un artista, trabajas y te beneficias de ello, has de pagar por la música que utilizas. Pero también considero que comprar música no está al alcance de todo el mundo. En muchos rincones del mundo, gastarse 2 dólares en un track es totalmente imposible. Es por eso que yo siempre digo que prefiero que los clubes se descarguen mi material gratuitamente a que no lo hagan. Si lo hacen, eso que quiere decir que les gusta lo que hago y que, posiblemente, voy a actuar en su país/ciudad y la gente vendrá a verme.

 

Creo que las descargas gratuitas son beneficiosas, aunque repito, si eres profesional, has de pagar por ello.

 

El Baile Alemán fue clave tanto en tu carrera como en la de Edu Imbernon. ¿Han pensado en hacerle un rework?

 

El Baile Alemán fue un punto de inflexión importantísimo en mi carrera. Pero Edu y yo nunca hemos pensado en hacer un rework. Creo que no es necesario.

 

¿Qué tiene preparado el 2012 para Coyu?

 

Tengo mucho material por salir. Muchos remixes para Toolroom, Compost, Rockets & Ponies, Soundz, Peppermint Jam, Sincopat y Suara. Un Ep en Area Remote, otro en Suara… Y mucho más que está en el horno. Creo que el 2012 será un buen año. En el 2011 me centré en Suara. En 2012 voy a seguir haciéndolo, pero ya le estoy dedicando más tiempo al estudio. Es necesario, el público necesita escuchar material mío fresco. No se puede vivir de los tracks antiguos toda la vida.

 

 

Por Ricardo Cáceres.

Síguenos en:

Comentarios